En el litoral norte colombiano, el alcalde de Barranquilla y organizaciones sociales denunciaron que las fuerzas de seguridad dan vuelta sus chalecos para ocultar sus placas y no ser identificados durante las protestas. Desde que comenzó el Paro Nacional a finales de abril, se han reportado más de 2.000 casos de violaciones y abusos contra civiles.

En su cuenta de Twitter, el alcalde de Barranquilla, Jaime Pumarejo, anunció su solicitud formal para abrir una investigación contra seis policías que ocultaron sus placas y quedaron registrados en vídeos que se difundieron en redes sociales, el 3 de mayo.

El alcalde aseguró que se trata de un acto irregular. «Hemos pedido investigar este hecho. Nuestra consigna: protección al marchante y al ciudadano, uso racional de la fuerza hacia quienes roban y cometen desmanes. Agentes no deben tapar sus placas sino portarlas con orgullo en el ejercicio de proteger la vida y brindarnos seguridad», escribió.

También levantó la denuncia la Fundación Comité de Solidaridad con los Presos Políticos, y la red de colectivos nucleados en la Campaña Defender la Libertad un Asunto de Todas, entre otros.

Luego de siete días de protestas a nivel nacional, la Campaña señala que hasta el 5 de mayo las fuerzas represivas son responsables de:

-Al menos 24 personas asesinadas.

-381 heridos (en particular por el Escuadrón Móvil Antidisturbios, más conocido como ESMAD). De ellas, 31 personas sufrieron lesiones oculares, 24 fueron heridas por armas de fuego.

-Agresiones a 58 personas defensoras de derechos humanos.

-Violencia de género a 15 personas.

-1.180 detenciones, «gran parte de ellas por medio de procedimientos arbitrarios, siendo sometidas a tortura y/o tratos crueles e inhumanos».

-8 allanamientos que fueron declarados ilegales, incluyendo las capturas asociadas.

-569 denuncias por abusos de poder, autoridad, agresiones y violencia policial.

La Campaña advierte que estas agresiones cometidas por las fuerzas represivas, «dan cuenta de la forma generalizada y sistemática con que la Policía Nacional ha violado los derechos humanos en las jornadas del Paro Nacional».

Las organizaciones también manifestaron su preocupación por el accionar de las instituciones gubernamentales, la Policía Nacional, el ESMAD y el Ejército Nacional «al estigmatizar a las jóvenes, artistas, movimientos sociales y a todos aquellas que han participado de las movilizaciones, quienes han utilizado sus armas en contra de la población civil, ingresando a los barrios, lanzado aturdidoras, gases lacrimógenos y disparando indiscriminadamente, provocando lesiones, heridas e incluso asesinatos».

(Sputnik)

Comentarios Facebook