Un accidente de tráfico entre dos coches dejó el pasado domingo en Maryland (Estados Unidos) a uno de los vehículos colgado de la barandilla de un puente, de donde salió despedido un bebé de apenas año y medio, haciendo que cayera al río.

Tras observar como el bebé había caído al agua tras el impacto entre los vehículos, un ciudadano no dudó en saltar desde el puente a la bahía y rescatar al menor.

Cuando llegaron los bomberos y la policía pudieron asegurar el vehículo y atender al resto de heridos, en total hasta ocho personas tuvieron que ser hospitalizadas.

Según cuenta a CNN Rob Korb, miembro del Departamento de Bomberos del condado de Worcester, «el verdadero héroe de esta situación es el buen samaritano que intervino para salvar la vida del menor. Me gustaría darle la mano o invitarle a una cerveza, o ambas cosas, algún día».

El bebé tuvo que ser trasladado al hospital en avión, aunque se encuentra en buen estado y permanece en observación.

(20 Minutos)

Comentarios Facebook