El analista político y doctor en filosofía Miguel Ángel Pérez Pirela indicó que, en la actualidad, Venezuela es el país de la región cuya soberanía está siendo más fuertemente atacada, mediante acciones que apuntan hacia un debilitamiento de su integridad como Estado-Nación en los flancos sanitario, financiero, económico y territorial. 

En su espacio Desde Donde Sea, transmitido por medios digitales para LaIguana.TV, explicó que la relación con la vulneración de la soberanía sanitaria de los venezolanos, imposible de disociar de la vulneración de la soberanía financiera, es justamente lo que refirió el pasado 21 de abril, la vicepresidenta Delcy Rodríguez cuando exigió en nombre del Ejecutivo venezolano el respecto a la soberanía y el acceso a las vacunas contra la COVID-19. 

En la última edición de la Cumbre Iberoamericana –celebrada de forma virtual, cuya organización estuvo a cargo de Andorra–, Rodríguez exigió a esos países que respeten la soberanía venezolana y las decisiones de su pueblo y por eso solicitó la mediación de Portugal, país que preside las instancias sanitarias europeas, para que Venezuela pueda acceder a sus recursos, hoy secuestrados en suelo de Europa. 

La posición de Venezuela fue respaldada por el gobierno de Cuba, encabezado por el presidente Miguel Díaz-Canel, quien en su participación recordó que «se debe respetar al gobierno legítimo de Venezuela» y demandó a otros países que «no se inmiscuyan en sus asuntos internos». 

El analista venezolano opina que se trata de un chantaje impuesto por Estados Unidos, que se traduciría en estos términos: «O ustedes ponen al exdiputado Juan Guaidó –por quien nadie votó para el cargo– en la presidencia, o nosotros vulneramos su soberanía desde todo punto de vista: vulneraremos sus fronteras, crearemos un gobierno paralelo, trataremos de dividir la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, nos haremos del tesoro nacional venezolano en cuentas extranjeras, etcétera». 

Con base en este proceder, considera que esta apuesta no es más que «un negocio redondo donde los Estados Unidos gana por todas partes: vulnera la soberanía de Venezuela, se hace de sus recursos y si les salen las cosas bien –cosa que hasta ahora no han podido–, instalan un gobierno fantoche». 

Por ello, comentó que el presidente Díaz-Canel resaltó que es hipócrita referirse a la crisis venezolana sin aludir a las medidas coercitivas unilaterales impuestas por Washington, a las que se han sumado algunos países de Europa. 

«Sería útil y sincero reconocer que lo hecho por Estados Unidos contra Venezuela fracasó», dijo el mandatario cubano, que también llamó a los países que manifiestan supuesta preocupación por Venezuela a respetar los principios de la proclama: «América Latina como zona de paz». 

(LaIguana.TV) 

Comentarios Facebook