Rusia ha aprobado el uso en su territorio de la vacuna monodosis contra el COVID-19 Sputnik Light. ¿Qué se sabe hasta la fecha de la hermana menor de la Sputnik V?

A diferencia de su predecesora, la Sputnik Light —también desarrollada por el Centro de Investigación de Epidemiología y Biotecnología Gamaleya— solo requiere una inyección y contiene un componente creado a base del adenovirus del tipo 26. El fármaco tiene una eficacia del 79,4 % desde el día 28 después de su aplicación y es eficaz contra todas las nuevas cepas del coronavirus.

Mientras que Sputnik V crea una respuesta inmune más fuerte y prolongada, Sputnik Light podría usarse para crear rápidamente una inmunidad colectiva en el caso de que la situación epidemiológica empeore, explica el ministro de Sanidad de Rusia, Mijaíl Murashko. La vacuna también es capaz de incrementar la cantidad de anticuerpos en la sangre, así que también será útil para quienes ya superaron el COVID-19 hace más de seis meses y ahora tienen menos anticuerpos.

Por su parte, el profesor Víctor Zúev, del Centro Gamaleya, subraya que el sistema inmunitario de cada persona tiene sus propias particularidades, así que ambas vacunas son eficaces para distintas categorías de personas. Al mismo tiempo, subraya que la Sputnik Light tiene menos efectos secundarios que la primera vacuna, de modo que es una opción perfecta para las personas de edad avanzada.

Sputnik Light es una versión monodosis de la vacuna basada en adenovirus humanos Sputnik V, que consta de dos dosis que se aplican con un intervalo de 21 días. Está aprobada en más de 60 países de Europa, Asia, África y América, entre ellos Argentina, Bolivia, México y Venezuela.

(Sputnik)

Comentarios Facebook