El vicepresidente del Gobierno de Brasil, Antonio Hamilton Mourao, aseguró que las 24 personas asesinadas por la policía durante una operación en una favela (asentamiento) de Río de Janeiro (sureste) eran «todos bandidos». 

«Todos bandidos; entra un policía en una operación normal y le pegan un tiro en la cabeza en un tejado; lamentablemente esas cuadrillas del narcotráfico son verdaderas narcoguerrillas, tienen el control sobre determinadas áreas», criticó en declaraciones recogidas por el diario local Folha de Sao Paulo. 

El jueves 6 de mayo, la Policía Civil de Río de Janeiro realizó una operación contra el tráfico de drogas en la favela de Jacarezinho que causó 25 muertos (24 sospechosos y un policía), lo que generó fuertes críticas por la brutalidad policial. 

El vicepresidente brasileño no aportó pruebas que evidencien que los 24 asesinados fuesen narcotraficantes. 

El dispositivo policial tenía como objetivo cumplir 21 mandatos de prisión, pero solo se logró capturar a tres sospechosos, mientras que otros tres fueron asesinados; por lo tanto, 18 de las víctimas mortales ni siquiera estaban en la mira de la Justicia. 

(Sputnik) 

Comentarios Facebook