La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, ha dicho que no se cierra a hablar de la liberalización temporal de las patentes de las vacunas contra el coronavirus, pero ha dejado claro que no cree que sea una solución eficaz para el problema inmediato, al tiempo que ha instado a Estados Unidos y otros actores que defienden esta medida a sumarse a la exportación «a gran escala» de dosis a los países más necesitados.

«Necesitamos vacunas ahora para el mundo entero y a corto y medio plazo la suspensión de patentes no va a resolver los problemas, no va a proporcionar ni una sola dosis», ha zanjado la jefa del Ejecutivo comunitario, en una rueda de prensa en Oporto (Portugal) previa a la cumbre informal de jefes de Estado y de Gobierno de la UE en la que hablarán de la gestión de la pandemia.

«Invitamos a todos los que debaten sobre la suspensión de patentes a unirse al compromiso y voluntad de exportar a gran escala de lo que se produzca en su región», ha remachado, en un mensaje velado a países como Estados Unidos y Reino Unido a los que los veintisiete reprochan no haber enviado ninguna partida al exterior.

La cuestión de las patentes no era parte del debate inicialmente previsto por los líderes de la UE, ya que el bloque lleva meses resistiéndose a abordar siquiera la reflexión, pero el gesto del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, al anunciar el pasado miércoles su respaldo a la idea de una suspensión temporal, forzó a los veintisiete a «evaluar y abrir la discusión» sobre ello.

Von der Leyen dijo la víspera que estaba dispuesta a debatir en el seno de la Unión Europea sobre la protección de la propiedad intelectual de las vacunas desarrolladas contra la Covid-19, pero este viernes desde Oporto ha recalcado que es necesario que quien participe en el debate lo haga con «una visión de 360 grados».

La necesidad de suspender las patentes para tratar de aumentar la producción de dosis y que la vacuna llegue a los países más necesitados es una demanda que lanzaron ya el pasado octubre India y Sudáfrica, aunque no había conseguido hasta ahora el respaldo internacional.

El primer ministro indio, Narendra Modi, se reunirá precisamente este sábado por videoconferencia con los líderes europeos en el marco de la Cumbre UE-India que estará marcada por la difícil situación que atraviesa este país por el avance del coronavirus.

(Europa Press)

Comentarios Facebook