A propósito de la reflexión sobre el concepto de soberanía, en su programa Desde Donde Sea, el filósofo y comunicador Miguel Ángel Pérez Pirela aludió a la soberanía alimentaria en América Latina, hoy socavada por trasnacionales como Monsanto, que se encargan de vender a las naciones «semillas suicidas». 

Pérez Pirela explicó que estas semillas reciben ese nombre «porque son semillas transgénicas, semillas cuya información genética ha sido modificada para que una vez que produzca, muera». 

«¿Y por qué deben morir? Porque al morir, el país en cuestión está obligado a comprar nuevas semillas a trasnacionales como Monsanto y allí pierde su soberanía alimentaria», añadió. 

De otra parte, en un informe difundido por la Red Internacional FIAN, relativo «a las violaciones de derechos a la alimentación y a la nutrición en varios países de América Latina», se advierte sobre el uso de los agrotóxicos –indispensables para el cultivo de las semillas genéticamente modificadas que comercializa Monsanto–, pues se ha demostrado que «amenazan la salud humana, la naturaleza e impiden la plena realización del derecho a la alimentación en al menos ocho países de la región», detalló el también director de LaIguana.TV.  

Adicionalmente, «estas semillas transgénicas traen resultados nefastos para la tierra, con zonas enteras que han sido convertidas en desierto», lo que no solamente obliga a los países que han establecido contratos con las trasnacionales alimentarias a repetir el ciclo de compra de semillas transgénicas y agrotóxicos, sino que impide que se constituyan bancos de semillas autóctonas 

Así, al «no poseer una soberanía genética», estos países «terminan entregando su soberanía alimentaria a estas trasnacionales», señaló para concluir.  

(LaIguana.TV) 

 

Comentarios Facebook