El cuadro político venezolano ha entrado en movimiento tanto internamente como en el plano internacional. Chavistas, independientes y opositores coinciden en que la solución es elegir sus propios gobernantes y representantes. En esa nueva realidad, Juan Guaidó sabe que quedó por fuera y por eso aparece ahora con esta propuesta de acuerdo de salvación nacional. 

El filósofo y comunicador Miguel Ángel Pérez Pirela hizo un paréntesis en el análisis de los muy candentes acontecimientos de Colombia y el Medio Oriente, para dedicar el programa Desde Donde Sea a la situación interna de Venezuela. 

Sin embargo, dado el impacto de los sucesos en el país vecino y entre Israel y Palestina, empleó algunos minutos en pasar revista a ambos temas.

Palestina bajo ataque genocida

Señaló Pérez Pirela que la evolución de los hechos en el Medio Oriente por la violencia desatada de Israel puede desatar un conflicto internacional a gran escala. 

Los ataques en Palestina han causado en dos días 48 muertos, 14 de ellos niños. Varios países comienzan a levantar su voz, denunciando el apoyo que Estados Unidos le está prestando a estos indiscriminados bombardeos. El jefe de la diplomacia cubana, Bruno Rodríguez, censuró el permanente apoyo de Washington a esos crímenes de la entidad sionista. 

Venezuela se pronunció a favor de Palestina y Argentina condenó el uso desproporcionado de la fuerza. 

La Franja de Gaza está considerada como la cárcel más grande del mundo, pues dos millones de personas están allí encerradas, sufriendo el bloqueo israelí, y ahora son blanco de un feroz bombardeo aéreo contra estructuras civiles, incluidos edificios residenciales. 

En Al-Quds (Jerusalén Este) por lo menos 500 palestinos sufrieron heridas por la represión israelí desde el inicio de protestas callejeras la semana pasada contra la profanación del complejo de la mezquita Al Aqsa, uno de los tres lugares más sagrados del islam.  

Human Rights Watch reaccionó asegurando que el régimen de Israel ratifica su política de Apartheid con la expulsión de palestinos del barrio Sheikh Jarrah.  

Con sus ataques aéreos, Israel asesinó a un comandante de Hamás. Es el oficial de más alto rango dado de baja desde 2014. “No se trata de bombardeos a terrenos baldíos, sino a edificios enteros para matar a una persona.”, resaltó el moderador. 

El conflicto tiende a escalar. Palestina advirtió a Israel que “todas las opciones están sobre la mesa para responder a las agresiones de la ocupación”. Se vislumbra lo que puede llegar a ser un conflicto de altísima intensidad más allá del Medio Oriente.  

Hamás dijo que Israel pagará un alto precio. La Sala de Operaciones Conjuntas que integran los brazos armados del Movimiento de Resistencia Islámica de Palestina (Hamás) y la Yihad Islámica Palestina han declarado este miércoles que la operación denominada ‘Espada de Al-Quds’ continúa para proteger al pueblo y los lugares sagrados hasta que el enemigo ponga fin a su agresión. Han llamado a los palestinos de todas las ciudades y pueblos a golpear al enemigo donde sea posible.  

La ONU urge al cese de la expulsión de palestinos y, por solicitud de Túnez, el Consejo de Seguridad de la ONU se reunirá de urgencia el lunes. “Hoy estamos a miércoles; el lunes parece un tanto tarde. ¿Cuántas vidas habrán cobrado estos ataques dentro de cinco días?”, se preguntó. 

Colombia sin acuerdo

En lo que respecta a la situación de Colombia, reportó que el Comité Nacional del Paro convocó a nuevas protestas en Bogotá, Cali, Medellín y otras ciudades, luego de que no se alcanzara un acuerdo con el presidente Iván Duque. 

En Cali se realizó una asamblea general. En Bogotá comenzaron los bloqueos desde las primeras horas en la localidad de Suba. Las universidades privadas y públicas realizaron plantones. 

Desde el inicio del paro, la Defensoría del Pueblo ha recibido denuncias de 42 personas fallecidas en medio de las protestas. Otros balances elevan el número a 47. 

Venezuela se mueve

Abordó entonces el tema central del programa: las señales de movimiento que está dando la política venezolana y que apuntan a una solución democrática a los problemas que el país ha confrontado durante años. 

“El señor Juan Guaidó está llamando a una especie de negociación, mandando a sus adláteres, como Freddy Guevara, a actuar como emisarios. Luis Vicente León, un encuestador de la derecha, le advirtió que tiene muy poco margen de negociación”, expuso. 

“El presidente Nicolás Maduro comentó que Guaidó llama ahora a negociar porque quedó fuera del juego político, luego de las elecciones parlamentarias y de la escogencia el nuevo Consejo Nacional Electoral. Solo es apoyado por Trump que lo puso ahí por la nueva Casa Blanca que lamenta mucho apoyarlo, pero lo hace por ser una política de Estado de EEUU”, añadió. 

Refiriéndose al nuevo CNE, expresó que cuando se escudriña en su composición, se encuentra que hay conspicuos representantes de la derecha y la extrema derecha. Al respecto trajo a colación un trabajo del portal de periodismo de investigación La Tabla, que demuestra que una de las nuevas rectoras del CNE (al que quieren vender como chavista, de izquierda), Griselda Colina, colaboró como coautora del informe sobre libertad de expresión de la ONG Freedom House, financiado por el Departamento de Estado y la USAID en 2002.  

“Ese informe refiere una supuesta crisis de la libertad de prensa en Venezuela y se le otorga a nuestro país una nota de 76 sobre 100, ubicándolo como una de las cinco naciones con menos garantías comunicacionales en el continente americano, después de Cuba, Honduras, Ecuador y México. Es absurdo. En Venezuela, usted puede decir lo que le dé la gana. Se los digo yo que pasé once años en Europa: por un 2% de lo que se dice en Venezuela, allá le cae el peso de la ley. Colina es una crítica acérrima del gobierno bolivariano y hoy forma parte del nuevo CNE, electo por una AN que tiene amplia mayoría chavista”, subrayó. 

“El presidente Maduro saludó la designación del CNE y lanzó una bomba: que Freddy Guevara solicitó hablar con él, de cara a cara, para una negociación con miras a las elecciones regionales y municipales –prosiguió-. Para quienes nos ven desde el exterior, les informo que Guevara tiene las manos llenas de sangre, fue líder negativo de las mal llamadas guarimbas, que no eran otra cosa que actos terroristas y luego, cuando llegó la hora de rendir cuentas, se escondió por dos años en una embajada. Ahora, aprovechando que lo dejaron libre, está tratando de volver a entrar en el juego. Maduro dijo que autorizó el contacto con Guevara”.  

Recalcó que a Guaidó lo eligió Donald Trump, que ya no está en el poder. Adicionalmente, en Venezuela hay una AN nueva y un CNE nuevo. A la camarilla del supuesto gobierno encargado solo la aprueban los partidos de extrema derecha de Europa o de América Latina. Están en medio de un completo desastre. “Se han dado cuenta de que se quedaron por fuera”, aseveró. 

Otra señal de cambio la marca Fedecámaras, el brazo empresarial de la derecha venezolana, que siempre ha estado del lado de los golpes de Estado. Ahora, esta organización declaró que la designación del CNE es “el inicio de un proceso de reinstitucionalización democrática del país y un paso necesario en la importante tarea de recuperar la confianza en el voto”.  

“Es un viraje, algo inédito y demuestra lo aislado que está Guaidó”, observó Pérez Pirela.  

Algunos gestos proceden del exterior. La Cámara Baja de EEUU instó a Joe Biden a “reconocer al nuevo CNE de Venezuela y a enviar señales claras”. El presidente del Comité de Asuntos Exteriores, Gregory Meeks dijo que “la renovación estaría marcando un paso importante para unas elecciones libres”.  

Argumento que es la primera vez que desde 2006, que el Poder Electoral cuenta con dos rectores de la oposición (Enrique Márquez y Roberto Picón). Esta designación se produce inmediatamente después de otros acontecimientos importantes en Venezuela, entre los que destacó el acuerdo del Gobierno con el Programa Mundial de Alimentos, la colaboración con la oposición para apelar al Fondo de Acceso Global para Vacunas Covid-19 (Covax) y la decisión de otorgar medida de arresto domiciliario a seis ejecutivos de Citgo. El parlamentario demócrata dijo que “son importantes gestos de buena voluntad que el gobierno de EEUU debe reconocer”.

La agencia Bloomberg coincidió en este enfoque, al decir que EEUU estaría revisando su política de sanciones para garantizar que estén en línea con sus actuales objetivos. 

Entre las personalidades extranjeras que están mediando a favor de un arreglo que incluya el levantamiento del bloqueo se encuentran el ya mencionado representante Meeks, el exgobernador de Nuevo México, Bill Richardson y el director del Programa Mundial de Alimentos, David Beasley. 

“Se están moviendo las cosas, aunque no se diga, aunque se calle y está quedando fuera del juego este señor Guaidó que tanto daño le ha hecho a Venezuela”, remarcó Pérez Pirela.

Reacciones de la oposición

Para mostrar el espectro completo, presentó las reacciones de la oposición. 

Copei confirmó su participación en las futuras elecciones y puso la tarjeta a la disposición. Henri Falcón, excandidato presidencial opositor, destacó como positivo la designación de la nueva directiva del CNE. “Todo lo diferente al diálogo planteado en el ejercicio de la política, en función de resolver un problema apelando a la fuerza y la violencia, es contrario a los intereses de la mayoría de la población. Si el diálogo pudo resolver problemas en otros países, hay posibilidades de que tenga buenos resultados en Venezuela”, dijo el excandidato presidencial opositor de 2018. 

Otros sectores opositores rechazan este nombramiento. Andrés Velásquez criticó al CNE y las elecciones. “Nada ha cambiado, Maduro sigue con su estrategia de dividir y lanzando anzuelos para inútiles elecciones regionales que no servirán para resolver la crisis y mucho menos para dar legitimidad a la usurpación”. Por ello, Velásquez llama a la abstención.

“No olvidemos que este señor Velásquez fue candidato presidencial en la IV República y terminó vendiendo las elecciones, es decir, que tiene poca moral para hablar de esto, aunque eso fue hace mucho tiempo”, comentó.  

El nuevo rector Enrique Márquez aseguró que no tiene como meta convencer al G-4 sino demostrarle al pueblo que el voto tiene sentido y está protegido, pues los actores políticos tienen su dinámica y el pueblo es el que tiene la última palabra. Aseguró que espera que el G-4 recapacite y decida por fin participar en elecciones, como un acto de voluntad política. Recordó que “no hay solucionar mágicas ni rápidas. Cada vez que las hemos intentado, nos hemos estrellado en lo imposible”. 

“Lo cierto es que no tiene sentido convencer a los dirigentes de esos cuatro partidos porque a ellos no les conviene ir a elecciones, ya que sin ellas se han apoderado del tesoro público. ¿Ustedes creen que esta oposición abstencionista va a participar? No olvidemos que no han sido pocas las situaciones en las que había comenzado diálogos y ya con acuerdos terminados, previo a la firma, todo se cayó porque la oposición recibió una llamada de EEUU y desapareció”, acotó el presentador. 

¿Qué dice, hace Juan Guaidó?

Trajo entonces la posición asumida por Guaidó, quien planteó un “acuerdo de salvación nacional” que surgiría de la negociación entre la oposición, el gobierno y la comunidad internacional y contemplaría un cronograma para elecciones libres y justas, aunque él y su corriente dentro de la oposición desconocen el recientemente designado CNE.

“Hay que repetir que ellos tuvieron la oportunidad de elegir, con la AN anterior, a un CNE. No lo hicieron y por eso tuvo que hacerlo el Tribunal Supremo de Justicia, de acuerdo a lo estipulado en la Constitución Nacional Bolivariana –rememoró-. Esto con lo que ahora ha salido Guaidó es retórica balurda de ‘apocalipsis now’ que pretende dejar de nuevo al país sin CNE. Por cierto, él fue electo diputado, el único cargo verdadero que ha tenido, en elecciones supervisadas por el CNE anterior”. 

La fracción opositora de la actual AN ha reconocido al CNE, que avanza rápidamente en la preparación de las megaelecciones, las cuales tendrán nuevas auditorías y observación internacional amplia. 

“Guaidó salió a hacer esta jugada sin hacer mención a los escándalos de su supuesto gobierno, ni a los hechos violentos de los que ha participado, como guarimbas, intentos de magnicidio, golpe e invasión, bloqueo, etcétera. Lo que plantea es que ningún acuerdo vale si él y su grupúsculo, cada vez más pequeño, no participan. Pero como bien se lo dijo Luis Vicente León, la realidad es que están excluidos y no tienen elementos para negociar”. 

“En el planteamiento de Guaidó se oculta una especie de chantaje al sugerir que él puede levantar progresivamente las sanciones unilaterales a cambio de elecciones libres, liberación de políticos presos, regreso de exiliados y justicia transicional, es decir, que lo dejen con todos los millones de dólares que se robó y se sigue robando en menos de dos años. Eso no puede ser así”, opinó el conductor de Desde Donde Sea. 

Citó extractos del artículo de Clodovaldo Hernández, publicado por LaIguana.TV y titulado “¿Será cierto que, con el nuevo CNE, la oposición ya ganó todas las elecciones?”.

“Una de las razones por las cuales los opositores se frustran con los resultados, tanto de sus planes A como de sus planes B, es porque se engañan a sí mismos. Obtienen una pequeña victoria coyuntural y táctica y ya creen haber triunfado estructural y estratégicamente (…) En el caso de las opciones violentas, cuando los señores están montando un golpe de Estado (cosa bastante habitual), apenas logran reunirse con dos o tres generales (aunque sean retirados y tengan años sin que nadie se les pare firme), los líderes partidistas y mediáticos se estremecen de la emoción y ya comienzan a hacer planes para el gobierno de facto”. 

Continuó citando el artículo, que invitó a leer in extenso en el portal: 

“Lo mismo les pasa con los escenarios democráticos, cuando acceden a entrar por los aros del diálogo y la conciliación. Se sientan a negociar, llegan a un acuerdo y, acto seguido, muchos de ellos se convencen a sí mismos de que ya con eso el mandado está hecho. No se dan cuenta de que ese tipo de jugadas políticas constituyen un punto de partida, no de llegada (…) La parte opositora sensata (o arrepentida de las insensateces, que es algo parecido, pero no lo mismo) acaba de acordar con el gobierno la designación de un nuevo Consejo Nacional Electoral, en el que ocupan dos de cinco puestos, lo cual es un gran avance por donde sea que se le mire. (…) Da la impresión de que no comprenden que acordar quiénes serán los jueces electorales marca apenas el principio, y que ahora tienen que hacer el verdadero trabajo político -titánico, qué duda cabe- para organizar una fuerza electoral que sí,  está acumulada, pero solo como energía potencial (…) Es posible aventurar una conjetura: más pronto que tarde, los opositores tendrán que caer en cuenta de que no es razonable esperar que lleguen clamorosos triunfos, solo porque ya los árbitros no son la señora Tibi y las chicas superpoderosas, bajo cuyo mandato -por cierto y pese a tanta quejadera- obtuvieron sus grandes victorias nacionales, regionales y locales”. 

Para Pérez Pirela resulta interesante observar cómo la misma oposición desprecia sus capacidades electorales, los votos que tienen en la calle. “Testarudamente han seguido las líneas extremistas que compran soluciones aventureras y que no les ha llevado a ninguna parte. Los únicos triunfos que han obtenido son electorales, como el de la AN en 2015, que luego desperdiciaron”. 

Añadió que todo indica que se están aceitando los motores con miras a los próximos comicios. “El presidente del CNE, el historiador Pedro Calzadilla, informó que se llevará a cabo la auditoría del sistema automatizado de votación, lo que incluye el sistema biométrico, el registro electoral; habrá jornada de inscripción y actualización y se dará a conocer el resto de las fases del proceso. Es decir, que llueva, truene o relampaguee habrá elecciones. Por eso están apurados Guaidó y sus amigos, porque se van a quedar por fuera, como la guayabera, como decimos en Venezuela”. 

Percepción de los opositores

Para ofrecer otra arista del clima político venezolano, trajo los resultados de una encuesta que sobre cómo percibe actualmente la oposición venezolana a sus dirigentes. 

El más reciente estudio de Monitor País de la encuestadora Hinterlaces reveló quiénes son los dirigentes de oposición más impopulares y qué ha hecho la oposición para tener los números que tiene. El sondeo se realizó entre 14 y el 25 abril de 2021 en hogares. La muestra se compuso de un 15% de personas de los segmentos A, B y C y 85% de los segmentos D y E. Los resultados fueron estos: 

Henry Ramos Allup, con 83% en contra, es el más impopular de todos. “No lo quieren ni en su casa, el mismo partido que dirigió por varias décadas, le dio un golpe de Estado”. 

Julio Borges lo secunda con 80% en contra. “Este es el dirigente de Primero Justicia que se prestó como supuesto canciller del gobierno de mentira y pedir por doquier bloqueos y dijo que los migrantes venezolanos eran una enfermedad contagiosa para el resto de Latinoamérica”.

Henrique Capriles: quedó en tercer lugar con 76% de percepción desfavorable. “Su problema es que va y viene, va para atrás y para adelante, cambia de postura por presiones de EEUU”. 

Juan Guaidó: con 75% en contra, “es uno de los cuatro más odiados, aunque la mediática internacional se empeña en seguir vendiéndolo como el líder de la oposición”. 

Leopoldo López: tiene 74% en negativo. “Pero él poco le importa porque se está dando su vida de rey en el Reino de España”. 

Henri Falcón: registró una percepción negativa de 71%, luego de ser candidato en 2018 y pertenecer al ala de la oposición que clama por salidas electorales. 

Un dato importante de la encuesta es que, en 2020, Guaidó tenía ya 59% de opinión desfavorable, pero ahora ha subido 16 puntos porcentuales en esa estadística negativa. 

“Todo indica que hay una parte del país que definitivamente se cansó del abstencionismo de los opositores que solo plantean bloqueos, sanciones, golpes de Estado, magnicidios. La mayoría de los 27 millones que estamos aquí, queremos elecciones y resolver los problemas políticamente, que, al presidente, los gobernadores, alcaldes, concejales, los elijamos los venezolanos, no Donald Trump, como pasó con Juan Guaidó. No pudieron imponerlo porque la mayoría de los venezolanos, chavistas, independientes y opositores, queremos elegir nosotros a nuestros gobernantes y representantes. Solo esa parte cada vez más pequeña está en contra porque no les conviene y tienen parada al resto de la oposición. Hay una mayoría de dirigentes de esa oposición que quieren ser gobernadores, alcaldes, diputados y concejales, y no los dejan. Se cansaron de fantasiosas promesas”.  

Interacción

En el diálogo con la audiencia se plantearon varias reflexiones. Una de ellas es que la confrontación interna de la oposición es, en parte, la causa de su fracaso. “Es una guerra intestina, de intestino grueso y de intestino delgado”, bromeó Pérez Pirela. 

Varios de los participantes intervinieron para rechazar un posible acuerdo que implique el perdón de Guaidó y su tendencia. “Nos robaron empresas en Colombia y EEUU, son fascistas. Le han dado al país llanto, angustia, dolor, e implantaron el odio. Perdonarlos sería ser cómplice. Deben ser llevados a un tribunal y castigados. Recordemos que después de un perdón, viene una nueva traición”.  

Otro aspecto comentado fue que estos avances hacia una salida a la crisis política en Venezuela se dan de manera paralela a lo que ocurre en otras latitudes. “La gente está viendo como caen las supuestas grandes democracias, como Colombia y Chile”. 

Algunos de los participantes opinaron que Venezuela debe salir este año de sus problemas políticos y comenzar a recuperar la economía. 

Un usuario criticó a ambos bandos: “al chavismo por no dar pie con bola en materia de economía y a la oposición por comportarse como los malandros del barrio”. 

Otra persona formuló una pregunta: ¿tendrá relevo generacional la oposición? Pérez Pirela respondió que no. “El relevo eran dirigentes como Freddy Guevara, Guaidó, Miguel Pizarro y los pusieron a todos a convertirse en terroristas, a guarimbear, por lo que se quedaron sin nada”. 

Una prueba de lo mal orientada que iba esa generación fue que se acostumbraron a protestar mostrando las nalgas. “Eso es algo muy gringo. No quiero ser machista, pero en Venezuela, quien hace eso está muy mal visto”, dijo el presentador. 

Ernesto Hernández, desde Nicaragua, envió un mensaje de aliento na los venezolanos: “Sigan luchando, que no están solos, los nicaragüenses estamos con ustedes”. 

Un mensaje del público apuntó a postular a Pérez Pirela a una gobernación. “No andamos buscando puestos, no somos puesteros. Estamos dedicados a la educación. Queremos contribuir a formarnos entre nosotros. Esa es la vocación de Desde Donde Sea. Además, no entendemos eso que pasa con la gente que va de puesto en puesto. ¿Será que son genios o qué? Y no les ve formación, que es lo peor. En estos tiempos previos a las elecciones hay todo un pescueceo, como decimos en Venezuela, mucha gente estirando el pescuezo a ver qué alcaldía o qué gobernación agarran. Nosotros no andamos en eso”. 

(LaIguana.TV) 

 

 

 

 

Comentarios Facebook