Este martes 12 de mayo el dirigente ultraderechista Juan Guaidó aseveró que su denominado “Acuerdo de Salvación Nacional” contará con apoyo de la comunidad internacional. Indicó que el mismo vendría a ejercer la supuesta mayoría que él y su sector representan.

“No estamos pidiendo ni mendigando nada, exigimos nuestros derechos. No es un tema de una negociación, es el logro de un Acuerdo de Salvación Nacional. Vamos a fortalecer la opción de la resolución del conflicto y la movilización interna”, señaló el exdiputado, quien ha promovido diversas acciones sediciosas en el país.

“A través de este acuerdo tendremos la oportunidad de liberar a Venezuela con una propuesta estructurada, una negociación que fortalecerá por lo que tanto hemos luchado”, acotó.

Según Guaidó, todavía seguiría pendiente la celebración de elecciones presidenciales y parlamentarias. Estas serían las condiciones que él y su clan estarían colocando como primer término.

“Este momento que atraviesa el país amerita seriedad y responsabilidad con los venezolanos, de ahí deriva el motivo y origen de nuestra lucha”, manifestó.

En este sentido, el dirigente no negó la posibilidad de que Noruega intervenga como facilitador en un proceso de acuerdos y diálogos con el gobierno venezolano. “Venezuela no quiere otro fallido proceso, Venezuela quiere un acuerdo”, afirmó.

“Hacen falta garantes. Hace falta el compromiso de nuestros aliados de la comunidad internacional, construir garantías. El objetivo es salvar a Venezuela, que regresen nuestros hijos, hacer vida, familia, país”, dijo.

Recordemos que este mismo lunes el exparlamentario planteó la posibilidad de establecer un “Acuerdo de Salvación Nacional”, el cual surgiría de la negociación entre el gobierno nacional, la oposición y la comunidad internacional. De acuerdo a Guaidó, el referido pacto contemplaría la convocatoria de un cronograma de “elecciones libres y justas”, desconociendo el recientemente designado Consejo Nacional Electoral (CNE) que, de acuerdo a las leyes venezolanas, regirá el Poder Electoral durante los próximos 7 años, y cuyo nombramiento ha sido respaldado por diversos sectores en Venezuela y el mundo.

Esta propuesta fue rechazada de inmediato por el presidente de la República, Nicolás Maduro. Según el Primer Mandatario, se trata de una acción desesperada por parte de la pequeña fracción opositora que sigue a Guaidó. “Se quedaron por fuera”, subrayó.

El jefe de Estado indicó que es evidente que el país tiene un rumbo con sus instituciones al frente, lejos de las acciones violentas pretendidas por los dirigentes Leopoldo López y Juan Guaidó. “Se les acabó la mentira del gobierno de Narnia”, afirmó Maduro, al tiempo que recordó que la designación del Poder Electoral es producto de un largo proceso de diálogo que se lleva a cabo en Venezuela entre la oposición democrática y el Gobierno nacional. 

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook