El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, dijo que la administración estadounidense cree que el Gobierno ruso no estuvo involucrado en el reciente ciberataque contra el oleoducto Colonial. 

«No creemos que el Gobierno ruso haya estado involucrado en este ataque, pero tenemos fuertes razones para creer que los criminales que cometieron el ataque provienen de Rusia», dijo Biden en un discurso televisado desde la Casa Blanca. 

El mandatario afirmó que ha estado «en comunicación directa con Moscú sobre el imperativo de que los países responsables tomen medidas decisivas contra estas redes de piratería informática». 

También señaló que Estados Unidos buscará la forma de interrumpir su capacidad para operar. 

Biden dijo también que la red de Oleoductos Colonial ha comenzado a enviar petróleo a los receptores a lo largo de la costa este del país y advirtió que podría haber «algunos contratiempos» en el camino a medida que vuelva a la normalidad la operación. 

«A partir de ayer por la noche, la red Colonial ha comenzado a reiniciar el flujo de productos refinados en el oleoducto», dijo Biden. «Esta mañana, el Colonial informó que el combustible está comenzando a fluir hacia la mayoría de los mercados a los que prestan servicios y que deberían estar alcanzando su capacidad operativa total mientras hablamos». 

Sin embargo, Biden enfatizó que los efectos de la normalización del suministro no se sentirán de inmediato.  

La red de oleoductos Colonial, que distribuye alrededor del 45% del combustible consumido en la costa este de Estados Unidos, fue afectada por un ciberataque el viernes pasado y su cierre dejó muchas estaciones de servicio en esa amplia zona del país sin suministro. 

(Sputnik) 

Comentarios Facebook