Según el exdiputado Juan Guaidó, el Reino de Noruega podría fungir nuevamente de mediador entre un eventual proceso de diálogo entre el gobierno del presidente Nicolás Maduro y el sector extremista que representa.

«Como ustedes saben, han estado en un par de ocasiones, este año, una delegación de Noruega en Venezuela. Han habido algunos intercambios y es una de las posibilidades de cara a la facilitación», dijo Guaidó este miércoles en un encuentro con la prensa.

Pese a que recientes encuestas indican que tres de cada cuatro venezolanos rechazan su figura, en su intervención, el exparlamentario subrayó en reiteradas oportunidades que el ala antidemocrática de la oposición es mayoría y que eso le otorga un margen para exigir al Gobierno Bolivariano la satisfacción de todas las demandas contenidas en el «Acuerdo de Salvación Nacional» que divulgó el pasado 11 de mayo.

Entre otros asuntos, la propuesta insiste en la convocatoria a elecciones presidenciales y parlamentarias «libres», pese a que en la Constitución se prevé que esos comicios se realicen en 2024 y 2026, respectivamente. Asimismo, se condiciona el levantamiento progresivo de las medidas coercitivas unilaterales impuestas por Estados Unidos y algunos países de la Unión Europea sobre Venezuela al cumplimiento de sus solicitudes.

De su lado, el presidente Nicolás Maduro recordó a Guaidó que ya estaba en marcha un proceso de diálogo nacional entre el gobierno y la oposición y le invitó a unirse a él, destacando que el exlegislador carece del reconocimiento y legitimidad que se requieren para dictar pauta al respecto.

Asimismo, tras el tono de prepotencia mantenido por el político extremista al anunciar el «Acuerdo de Salvación», el analista político Luis Vicente León, cuyas simpatías por la oposición son públicas, advirtió que Juan Guaidó no tiene prácticamente nada que ofrecer en un proceso de diálogo con el gobierno y carece de margen real para negociar.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook