El vicepresidente del Consejo Nacional Electoral (CNE), Enrique Márquez, sostuvo, durante una entrevista concedida a un medio privado, que la única salida para Venezuela es continuar con la negociación y el entendimiento entre el Gobierno y la oposición.

“No hay soluciones mágicas para Venezuela”, afirmó, al tiempo que expresó su confianza en el diálogo político. “No percibo que exista otra alternativa al entendimiento, a la negociación. A pesar de todos los fracasos que han podido haber, hay que perseverar en la negociación política”, agregó.

Igualmente, señaló que su postulación ante el CNE fue tras un acuerdo impulsado por la Asamblea Nacional, “la sociedad civil y las fuerzas políticas fuera de la asamblea, (…) no estuviera aquí si no hubiera habido un acuerdo con el PSUV”.

Márquez también defendió la labor del organismo electoral y aconsejó a los opositores que se han manifestado en contra del mismo respetar a sus miembros: “Es importante que los actores políticos tengan un punto de entendimiento. A veces, los adjetivos (…) el lenguaje es importante para entendernos”.

Sobre las próximas elecciones conjuntas que se realizará en el país, aseguró que trabajan en mantener las garantías para la fortalecer la confianza del electorado.

Hay que construirlas (las garantías). Se anunció la auditoría amplia e incluyente del Registro Electoral, la auditoría al sistema automatizado, biométrico y de escrutinio. Se inician una serie de procesos que se convertirán en garantías cuando los actores políticos participen de esas auditorías”, indicó el vicepresidente del CNE.

En este sentido, argumentó que ante la exigencia de la oposición de realizar elecciones presidenciales y parlamentarias se debe considerar llegar a un acuerdo.

“El CNE solo tiene en su agenda la elección regional y local. Aparecerá la elección presidencial en su momento constitucional o en el momento que haya un acuerdo político”, añadió.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook