Bruno Covas, alcalde de la ciudad brasileña de Sao Paulo, murió a los 41 años de edad, después de una batalla de dos años contra el cáncer.

Covas falleció este domingo en el Hospital Sirio Libanés de Sao Paulo, donde estaba hospitalizado desde el 2 de mayo cuando su estado de salud se agravó tras padecer un cáncer digestivo, descubierto en el 2019, que ya se había extendido al hígado.

“El alcalde Bruno Covas falleció hoy a las 08H20 (11H20 GMT) a consecuencia de un cáncer de transición esófago gástrico, con metástasis, y sus complicaciones después de un largo período de tratamiento”, explicó el boletín del hospital.

La noticia causó conmoción en las redes sociales donde inmediatamente miles de personas expresaron condolencias y solidaridad con su familia, especialmente con su hijo Tomás, de 15 años.

“Gracias a Bruno Covas, por haber compartido con todos nosotros tanto cariño y dedicación”, dijo el gobernador de Sao Paulo, Joao Doria, en una nota oficial. 

Covas se había desempeñado como alcalde de la ciudad más grande de América del Sur desde 2018, cuando Joao Doria dejó el cargo para postularse para gobernador del estado, catapultando a su adjunto al puesto más alto. 

Covas fue elegido para un mandato de cuatro años a finales de 2020 con casi el 60% de los votos, superando al candidato de izquierda Guilherme Boulos.

Con la muerte de Covas, su diputado Ricardo Nunes, miembro del partido centrista MDB, se convertirá en alcalde. Nunes, abogado y empresario, fue concejal antes de las elecciones de 2020 y es en gran parte desconocido incluso para los residentes de Sao Paulo.

«Tenía cualidades para convertirse en presidente de Brasil en unos pocos años», dijo Caio Megale, quien se desempeñó como secretario de finanzas de Covas y ahora es el economista jefe de XP Inc. Megale describió a su exjefe como pragmático, un buen gerente y enfocado en el trabajo.

(teleSUR)

Comentarios Facebook