El CNP, que desde hace 19 días lidera una serie de manifestaciones en toda Colombia contra medidas impulsadas por el Gobierno, inició su primera reunión con el Ejecutivo con el fin de lograr acuerdos que permitan poner fin a las movilizaciones, pero advirtió que el primer punto a discutir será que se garantice la protesta social.

«Hemos acordado acudir (a la reunión) para tratar un único punto, las garantías y prerrequisitos para que permitan detener la violencia estatal y paraestatal contra quienes venimos protestando, para que una vez sea acordado y verificado su cumplimiento se pueda dar inicio a las diferentes negociaciones», advirtió el CNP en un comunicado.
 
La reunión comenzó a las 14.00 hora local (19.00 GMT) de este domingo en Bogotá, luego de que en días pasados el Gobierno invitó a los voceros del organismo a instalar una mesa de negociaciones entre ambas partes.
 
«La magnitud y gravedad de la violencia física, sexual y afectiva desatada contra quienes protestamos exige que ninguna persona más pierda la vida, su integridad física o su libertad personal en medio de las protestas, no es posible una negociación sin el cese de la violencia», indicó el CNP en su comunicado.
 
Durante las protestas se ha registrado un excesivo uso de la Fuerza Pública que ha cobrado la vida de al menos 50 personas, ha producido heridas a 578 (de las cuales 37 han recibido lesiones oculares), ha detenido «de manera arbitraria» a al menos a 1.430, ha presuntamente desaparecido a 524 personas y ha cometido violencia sexual contra 21 mujeres, según denuncias de organizaciones defensoras de derechos humanos.
 
Según el texto del CNP, los procesos de negociación deben adelantarse no sólo con sus voceros, sino también «con los sectores sociales movilizados, con los procesos regionales y locales en paro, y con la juventud y las diversas ciudadanías que están en las calles protestando», ya que otros sectores también se han unido al paro y el Comité no pretende «asumir la vocería de toda la ciudadanía que se encuentra movilizada».
 
El CNP articula 26 sectores sociales del nivel nacional, 29 comités departamentales y más de 300 comités municipales.

 

Por último, destacó que confía en que «el Gobierno entienda la complejidad y se comprometa de manera seria y vinculante a detener la violencia y a abrir los diversos procesos de negociación», y convocó para el miércoles a una nueva movilización nacional.

Colombia cumplió el domingo 18 días de paro nacional que inició el 28 de abril en rechazo a la radicación en el Congreso de una polémica reforma fiscal impulsada por el Gobierno, que ante la presión de las movilizaciones debió retirarla el domingo 2 de mayo.
 
Sin embargo, las manifestaciones se han mantenido para exigir otras medidas al Gobierno, entre ellas retirar el proyecto de reforma a la salud, desmilitarizar los campos y ciudades, cumplir el Acuerdo de Paz, y desmantelar las organizaciones criminales.
 
En el marco de esas movilizaciones han sido documentados abusos de la Fuerza Pública, algunos de cuyos integrantes han disparado armas de fuego contra personas y reprimido con violencia a manifestantes.

 

Ante tales abusos, la Organización de Naciones Unidas (ONU), la Organización de Estados Americanos (OEA), la Unión Europea y organizaciones de derechos humanos, entre otros, han denunciado ante la comunidad internacional un uso desproporcionado de la fuerza por parte de la Policía de Colombia.

(Sputnik)

Comentarios Facebook