El viceministro de Exteriores de Rusia, Serguéi Riabkov, informó este martes -18 de mayo- que la relación con EEUU continua en su punto más bajo y aún no se puede hablar de un posible reinicio de relaciones diplomáticas, a pesar del próximo encuentro entre los cancilleres Serguéi Lavrov y Antony Blinken, de Rusia y EEUU, respectivamente. 

“No nos hacemos ilusiones sobre las relaciones con Estados Unidos y, por supuesto, no se puede hablar de ningún reinicio 2.0 ahora”, afirmó Riabkov en una entrevista al diario ruso RBK.

Este próximo jueves, Lavrov y Blinken sostendrán -por primera vez- un encuentro en Reikiavik (Islandia), marcado por la fuerte tensión que hay entre las dos super potencias. 

Se especula que esta reunión pueda servir de marco a la posible cumbre de los líderes de ambos países, Joe Biden y Vladímir Putin, la cual se desarrollaría en una de las capitales diplomáticas de Europa en el mes de junio. 

“Consideramos la posible cumbre como el evento más importante de nuestras relaciones bilaterales y también como una señal muy seria para toda la comunidad internacional”, sostuvo Riabkov. 

La agenda de reunión entre los cancilleres incluye la relación bilateral y temas internacionales como la situación del Medio Oriente y el acuerdo nuclear con Irán, abandonado por EEUU en 2018 durante la presidencia de Donald Trump. 

Riabkov indicó que Rusia ha propuesto a EEUU varias opciones para tratar de «normalizar» las relaciones a fin de «construir un diálogo pragmático». 

Entre las opciones propuestas para detener la degradación de las relaciones está “la táctica de pasos pequeños” para resolver al menos parcialmente los problemas acumulados. 

Otra solución de mayor envergadura propuesta por Moscú está “volver al punto de partida, es decir, poner a cero las sanciones y regresar a la situación de hace 15 años” bajo la presidencia de George W. Bush, cuando los lazos eran mejores. Hasta el momento ninguna ha tenido una respuesta favorable.  

En marzo de este año las relaciones entre ambos países se resquebrajaron cuando el presidente de EEUU, Joe Biden, llamó “asesino” a Vladimir Putin, tras lo cual Moscú llamó a consultas a su embajador en Washington, Anatoli Antónov, y pidió al embajador estadounidense en Rusia, John Sullivan, que abandone el país.  

(LaIguana.TV) 

Comentarios Facebook