La refinería venezolana Citgo, filial de Pdvsa entregada por Juan Guiadó al gobierno de Estados Unidos, reporta en su balance del primer trimestre de este año 2021 pérdidas netas por el orden de los 180 millones de dólares. 

La mala administración de la junta ad hoc designada por la Asamblea Nacional (AN) en presidencia de Guaidó, señala como causa de este pésimo desempeño a la pandemia de COVID-19 y a los estragos de la tormenta invernal Uri. 

“Principalmente por sus resultados de febrero, que fueron impactados negativamente por los efectos de la tormenta invernal Uri y que representaron aproximadamente dos tercios de la pérdida neta total registrada durante el trimestre. La tormenta interrumpió la producción de aproximadamente seis millones de barriles de la capacidad de refinación de la industria, que incluyó el cierre forzoso y completo de la refinería de Corpus Christi durante aproximadamente tres semanas”, aduce. 

Como consecuencia, Citgo incurrió en gastos de reparación cercanos a los 21 millones de dólares durante el trimestre», argumentó la empresa en un comunicado publicado en su página web. 

(LaIguana.TV) 

Comentarios Facebook