A juicio del analista político y doctor en filosofía Miguel Ángel Pérez Pirela, un aspecto a destacar de la última jornada electoral en Chile es que 17 de los escaños constituyentes están garantizados a los pueblos indígenas, en lo que puede interpretarse como una reivindicación al pueblo Mapuche, tradicionalmente asediado y perseguido por el Estado chileno, mientras que el Partido Humanista consiguió apenas un miembro.

«Esto abre las puertas a una reforma constituyente progresista, caracterizada por la paridad de género, que incluye 83 mujeres y 72 hombres, al menos hasta el momento. Es otra cachetada al machismo del pinochetista», añadió.

Los 155 constituyentistas tendrán un plazo de hasta un año para redactar la nueva Carta Magna, que será sometida a referéndum aprobatorio y en opinión de Pérez Pirela, se verán sometidos a inmensas presiones, que persiguen «cortar la esperanza que hoy florece en Chile».

Para cerrar este punto, mencionó que la participación fue menor que la del plebiscito de octubre de 2021, en la que participó el 50,9%. En esta ocasión, destacó, la afluencia fue de 42,5%, baja que puede explicarse por la situación sanitaria, el advenimiento del invierno y cierta pérdida de interés en algunos sectores, luego de que la atención se centrara en la crisis pandémica y a sus efectos económicos. Además, otro factor que influyó en la baja participación fue la falta de transporte, según consta en múltiples denuncias divulgadas a través de diversos medios.

Elecciones regionales y municipales: el termómetro de las presidenciales en Chile

Antes de entrar en materia, Miguel Ángel Pérez Pirela apuntó que las elecciones de alcaldes y concejales en Chile, «son una especie de termómetro que permite medir las preferencias electorales», de cara a los comicios presidenciales, tradicionalmente convocados poco tiempo después.

Con respecto a los resultados de las elecciones a gobernadores, subrayó que por primera vez se realizó un evento electoral de este tipo en ese país, lo que da cuenta de los evidentes rezagos y deficiencias de su democracia, que a menudo es celebrada internacionalmente.

Los gobernadores electos ayer, reemplazarán a los intendentes, designados directamente por la presidencia y para hacerse con el cargo, el candidato que puntee, debe superar el 40% de los sufragios o de lo contrario, tendrá que competir en ‘ballotage’.

De acuerdo con las cifras oficiales, en la jornada electoral del 15 y el 16 de mayo, solamente tres regiones eligieron a sus gobernadores en la primera vuelta. El resto debe esperar hasta el 13 de junio.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook