El director para las Américas de la Organización No Gubernamental Human Rights Watch (HRW), José Miguel Vivanco, se solidarizó con el periodista Pedro Durán, corresponsal de la cadena CNN en Río de Janeiro, luego de que este tuviera que ser escoltado por la Policía Militar debido al hostigamiento que sufriera por partidarios del presidente Jair Bolsonaro. 

Vivanco responsabilizó directamente a Bolsonaro de lo sucedido que, en su juicio, es la resulta de calificar a los periodistas de «canallas» y «buitres». «La libertad de prensa es crucial para una democracia», añadió.

Según reportes de medios locales, Durán cubría un evento del mandatario en Río, cuando una masa enardecida le rodeó. La Policía Militar intervino, el comunicador fue escoltado hasta un vehículo del cuerpo y sacado del lugar mientras los bolsonaristas no cesaban de gritarle improperios. 

De su parte, en un pequeño comunicado divulgado en Twitter, CNN Brasil señaló que «repudia todo tipo de agresión», a lo que añadió: «Acreditamos la libertad de expresión como uno de los pilares de la democracia. Los periodistas tienen el derecho constitucional de ejercer su profesión de forma segura, para informar hechos dentro de los principios de apartidismo e independencia». 

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook