Este miércoles 26 de mayo la canciller de Colombia, Marta Lucía Ramírez, informó a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) que sí puede visitar el país para conocer la situación real de los derechos humanos, pero condicionó que la inspección podría ser a partir de “mañana”.  

«Nosotros le hemos dicho que estamos listos para esa visita. Si ellos quieren anticipar la audiencia del 29 de junio y la hacen mañana, no tenemos ningún problema que el día siguiente vengan a Colombia», agregó la diplomática. 

La declaración de Ramírez supone un cambio de postura del Gobierno del presidente Iván Duque, ya que el lunes 24 la canciller, luego de reunirse con el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, dijo que «en este momento consideraba que había que esperar a que los propios organismos de control colombianos terminasen su trabajo. Le hemos dicho que todavía no». 

El organismo adscrito a la OEA solicitó una «visita de observación en el terreno» y denunció graves violaciones de derechos humanos durante las protestas contra Duque, el abuso de poder y la brutal agresión de la fuerza pública que ha saldado la vida de más de 40 personas.

“La postura previa del Gobierno colombiano fue interpretada en los medios de comunicación y por los políticos colombianos como una negativa, por lo que se generaron críticas y señalamientos de varios sectores que pedían el ingreso de la CIDH, ante las denuncias de abusos policiales en las manifestaciones, que este viernes cumplen un mes”, refirió RT.

(LaIguana.TV) 

 

Comentarios Facebook