cuadro-dog.jpg

¿Te alimentas a base de productos procesados? Si eres una persona a la que le preocupa seguir una dieta lo más saludable posible, seguramente no. Para quienes, además, tengan un perro, ¿no tendría sentido replicar con tu mascota este esquema? Y es que, por más que se amplíe la oferta de comida para mascotas, no hay alternativa comercial que pueda rivalizar con la seguridad y la calidad que ofrece comprar directamente productos frescos, además de combinarlos de la forma adecuada y de prepararlos específicamente para cubrir las necesidades nutricionales de tu perro.

 

Con las razones para apostar por la comida casera para tu mascota más claras (básicamente las mismas que argumentarías para ti mismo), te explicamos cómo preparar una receta que aportará al animal todo lo que necesita para que, a partir de ahí, puedas seguir ahondando y experimentando. Está especialmente pensada para perros de un año para arriba que sean activos. Así, si tu animal de compañía se ajusta a estos parámetros, no dudes en probarla, aunque siempre es recomendable consultar al veterinario cualquier alteración en la dieta, en especial si tu perro tiene algún historial previo.

 

Receta de comida casera para perros

 

Estos son los ingredientes que vas a necesitar para preparar esta receta casera y equilibrada:

 

– Alrededor de medio kilo de carne de ternera picada.

 

– Unos cien gramos de hígado de ternera, cortado o picado.

 

– 3 tazas de garbanzos que, previamente, tendrás que dejar en remojo durante la noche.

 

– 2 boniatos de tamaño medio, cortados en dados.

 

– Aproximadamente una taza de espinacas cocidas.

 

– Otra taza de calabacín cortado en daditos.

 

– 4 cucharadas de aceite.

 

– Suplemento nutricional para perros.

 

Si quieres, también puedes añadir a la receta los siguientes productos:

 

– Un puñado de arándanos, y plátano o manzana troceados.

 

– Perejil fresco picado.

 

– Una cucharada de aceite de pescado rico en Omega 3.

 

Con esto, ya tendrás todo lo que necesitas para preparar un alimento adecuado para tu mascota. ¿Cómo hacerlo? Te lo contamos paso a paso.

 

Cómo hacer comida para perros paso a paso

 

Lo primero que tendrás que hacer será poner los garbanzos a hervir hasta que estén en su punto.

 

Entretanto, podrás ir preparando los distintos vegetales que incorpora esta receta. Así, cuece los boniatos y, cuando estén listos, escúrrelos bien y resérvalos.

 

Pon el calabacín a cocinar al vapor y, cuando le queden un par de minutos, añade las espinacas hasta que ambos productos estén en su punto.

 

Cuando tengas todo lo anterior, espera que se enfríe un poco. A continuación, mezcla todos los ingredientes en un recipiente de tamaño suficiente. En él tendrás que incorporar el aceite, así como las frutas, el perejil y el aceite de pescado, si optas por añadirlos.

 

A continuación, bate todos los ingredientes con la batidora hasta que logres la textura de un puré.

 

Siguiendo con la receta, llega el momento de incorporar la carne. Para ello, elige una sartén antiadherente para cocinar en ella tanto la ternera picada como la casquería. Deja que se cocine a fuego lento y no olvides remover de vez en cuando para evitar que se pegue. Cuando ambos productos estén listos, añádelos al puré junto con el nutriente para perros.

 

Con esto, lo único que te quedará por hacer será mezclarlo todo bien para, una vez esté listo, dividir la comida en raciones e introducirlas en el frigorífico o en el congelador, según la cantidad que hayas preparado.

 

Para quienes vayan más cortos de tiempo pero se resistan a renunciar a ofrecer a sus mascotas una alimentación saludable, la preparación de esta receta puede simplificarse todavía más. Así, elige una cazuela bien grande y empléala para todos los productos que, eso sí, tendrás que introducir de forma escalonada. Primero irán los garbanzos, luego los boniatos, a continuación el calabacín y la carne y, para terminar, las espinacas. Una vez esté todo bien cocido, retira el agua sobrante, deja que se enfríe, y emplea una batidora para preparar el puré.

 

Otras recomendaciones y alimentos no aconsejables para perros

 

Con recetas como esta y otras semejantes, que puedes preparar en gran cantidad para ahorrar tiempo, contarás con todas las garantías de que alimentas a tu perro con productos de calidad, así como de que el animal sigue una dieta equilibrada.

 

Por lo general, casi cualquier comida casera que incluya al menos a un 50% la proteína animal, además de legumbres, frutas y verduras, cubrirá de forma adecuada las necesidades de tu mascota. Carnes, pescados, huevos, frutas y verduras pueden incluirse en su dieta, eso sí, con algunas excepciones, debes conocer que alimentos están prohibidos para los perros. Productos como la cebolla, las uvas, las grosellas o los aguacates no figuran entre los más recomendados. Además, también conviene evitar carnes con hueso.

 

En todo caso, como se comentaba, si tienes cualquier duda lo más apropiado para el bienestar de tu animal será consultar con un especialista que te oriente sobre la alimentación más adecuada. Además, como en todo, los cambios paulatinos se suelen digerir mejor que los bruscos. Por ello, si tu perro está acostumbrado a las comidas procesadas para mascotas, ayudará modificar la dieta poco a poco para evitar problemas gastrointestinales.

 

(Eco Inventos)

Comentarios Facebook