lavacuadrado.jpg

El pasado 5 de mayo, el volcán hawaiano Kilauea entró en erupción nuevamente y su flujo de lava ha devorado varios vecindarios de la bahía de Kapoho, en la Isla Grande.

 

La propia corriente se ha ‘tragado’ la entrada natural del mar en la costa, uno de los lugares de ocio más populares entre los hawaianos. Se estima que el volcán, que lleva activo desde principios del pasado mes, ya ha destruido más de 400 viviendas en Hawái y ha causado masivas evacuaciones.

 

(RT)

lava1cuadrado.jpg

lava2cuadrado.jpg

lava3cuadrado.jpg

lava4cuadrado.jpg

lava5cuadrado.jpg

Comentarios Facebook