La mañana de este miércoles, activistas de derechos humanos denunciaron el asesinato de un joven indígena que participaba en una barricada en la ciudad de Yumbo, departamento de Valle del Cauca, Colombia.

Según los reportes preliminares recogidos por la Asociación de Comunidades Afrodescendientes, Campesinas e Indígenas, el punto de concentración fue atacado cerca de las 11 de la mañana por paramilitares que llegaron en motos y el hombre, cuya identidad aún no ha trascendido, fue baleado y falleció en el lugar.

Entre el 28 de abril y el 31 de mayo, el Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz (Indepaz) computó 71 víctimas de la violencia homicida en el contexto de las protestas del paro nacional y si bien muchas de ellas fueron ultimadas por efectivos de la Policía y el Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad), en otros casos aún no se ha identificador al tirador o se trata de civiles armados que han actuado amparados por la fuerza pública.

De su lado, ante la negativa del gobierno del presidente Iván Duque a cumplir con lo pactado el pasado 24 de mayo en el preacuerdo relativo a las garantías para ejercer la protesta social, el Comité Nacional del Paro anunció que continuarán las movilizaciones en todo el territorio colombiano.

En ese orden, Francisco Maltés, presidente de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT), convocó a jornadas de protesta para los días 2 y 9 de junio, alegando que se mantendrá «el paro pacífico ante la actitud del gobierno de negarse a la negociación del pliego de emergencia».

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook