El Gobierno de Sao Paulo, Brasil, dio a conocer los resultados del Proyecto Serrana, más conocido como Proyecto S, según los cuales, luego de haber vacunado contra la COVID-19 al 95% de la población adulta en el municipio de Serrana en febrero de 2021, las muertes por coronavirus entre la población disminuyeron 95%.

Del total de la población estimada en Serrana para 2020 (45.644 personas), el 62% son adultos (28.380). De ellos fueron inmunizados con la vacuna de la farmacéutica china Sinovac, producida por el Instituto Butantan, 27.722 mayores de 18 años, equivalentes al 95% de la población adulta del municipio.

Además de que el experimento mostró una reducción del 95% de las muertes por COVID-19, el reporte muestra que disminuyó el 86% de las hospitalizaciones y el 80% de los casos sintomáticos.

“El estudio también indica que, con el 75% de la población objetivo inmunizada con las dos dosis de la vacuna CoronaVac (de Sinovac), la pandemia fue controlada en Serrana y esto puede reproducirse en todo Brasil (…) Los resultados demuestran categóricamente lo que podría estar ocurriendo en todo Brasil si no fuera por el retraso en la vacunación. También demuestran que solo hay una forma de controlar la pandemia: vacuna, vacuna y vacuna para todos los brasileños”, aseguró en una rueda de prensa el gobernador de Sao Paulo, Joao Doria, durante la rueda de prensa de socialización del Proyecto S.

De acuerdo con la información divulgada por la Gobernación de Sao Paulo, el estudio para evaluar la eficacia clínica de la vacuna CoronaVac inició en febrero de este año y duró hasta abril. La reducción de los indicadores pandémicos se verificó al comparar las cifras registradas antes y después de que los 27.722 adultos completaran el esquema de inmunización con dos dosis del biológico, con un intervalo de 28 días entre la primera y la segunda dosis.

“La investigación demostró que la vacunación protege tanto a los adultos inmunizados como a los niños y adolescentes que no recibieron la vacuna (…) La inmunización generó una especie de cinturón inmunológico en Serrana, reduciendo drásticamente la transmisión del coronavirus en el municipio”, afirmó un comunicado de la Gobernación.

Entre las conclusiones que arrojó el Proyecto S están no solo la reducción en casos de hospitalización y muerte, sino también que el control de la pandemia mediante la vacunación se mantuvo incluso con la movilización de personas en zonas con alta transmisión del virus y que la vacuna de Sinovac es eficaz frente a la variante P1, hallada en Manaos.

En palabras del director del Instituto Butantan, Dimas Covas: “La vacuna (producida por el Instituto) Butantan es segura, eficaz, eficiente, de máxima calidad y contribuye a prevenir el desarrollo de la enfermedad, las complicaciones y las muertes de los infectados. Ahora también sabemos que causa un efecto beneficioso en toda una población, protegiendo tanto a las personas vacunadas como a las no vacunadas y reduciendo la circulación viral de forma significativa”.​​​​​​​

(Anadolu)

Comentarios Facebook