El fiscal de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) de Colombia, Fabio Arias, aseguró que el Gobierno busca dilatar la firma de los preacuerdos con el Comité Nacional del Paro (CNP), por lo que anunció una gran movilización en la capital del país, denominada Toma de Bogotá, para el próximo 9 de junio como medida persuasiva ante el Ejecutivo. 

«Sabemos con absoluta seguridad que nos están ‘mamando gallo’ (burlándose)», dijo Arias al diario El Tiempo en referencia a los delegados del Gobierno en las negociaciones con el CNP, las cuales se mantienen desde el 13 de mayo sin mayores avances. 

Arias anunció como medida de respuesta la Toma de Bogotá para reactivar las manifestaciones e impulsar las negociaciones, y para ello aseguró que harán una convocatoria en varias ciudades del país para que miles de personas arriben a la ciudad el 9 de junio. 

El anuncio se dio en el marco de una nueva jornada de movilizaciones en todo el país, pero que a diferencia de semanas anteriores no logró la convocatoria esperada, por lo que luego de 36 días de paro apenas se observan manifestantes en las calles.  

«Frente a la dilación del Gobierno lo que nos queda es fortalecer la movilización social», aseguró Arias, quien agregó que se buscará colmar las calles de Bogotá con base en la «persuasión» y el fortalecimiento con otros sectores sociales. 

Las principales centrales obreras del país, que integran el CNP, iniciaron el 28 de abril un paro nacional en rechazo a la radicación en el Congreso de una polémica reforma fiscal y otras medidas impulsadas por el Gobierno, lo que ha derivado en fuertes enfrentamientos entre civiles y policías en diferentes ciudades, así como disturbios, saqueos, actos de vandalismo y bloqueos de vías que generan desabastecimiento en varias ciudades.

Aunque el Gobierno y el CNP ya suman diez reuniones para buscar un acuerdo sobre garantías a la protesta social, lo cual daría paso a la instalación de una mesa de negociaciones sobre otros asuntos, el Ejecutivo insiste que sólo avanzará cuando el Comité desbloquee todas las carreteras del país.

Los sindicatos, por su parte, sostienen que los cierres de vías son una forma de protesta y piden al Gobierno que retire al Ejército y a la Policía de algunos municipios mientras continúa el paro. 

(Sputnik) 

Comentarios Facebook