derpr.jpg

En momentos en que el Gobierno colombiano arremete contra nuestro país en instancias internacionales como la Organización de Estados Americanos (OEA) y el uribismo amenaza con volver al poder, de la mano del candidato Iván Duque, se hace necesario recordar una noticia que estremeció al continente y al mundo en el año 2010.

 

El productor de televisión Esteban Trapiello recordó, mediante una publicación en su cuenta en Twitter, que en el vecino país fue hallada la fosa común más grande de Latinoamérica.

 

El hallazgo, que fue hecho por una delegación integrada por expertos de Europa y Estados Unidos, ubicó cerca de dos mil cadáveres no identificados en la localidad de Macarena.

 

Las sospechas apuntaban a que se trataban de restos de personas que fueron asesinadas a mansalva por efectivos del Ejército colombiano, que hicieron pasar como subversivos caídos en combate.

 

“Aquí fue donde comenzó de verdad la política que se conoce como falsos positivos, los asesinatos a sangre fría para reclamar recompensas, para tener ascensos, para pedir vacaciones, es algo tan vergonzoso, que no se explica uno cómo es que el país vuelve y elige en cuerpo ajeno una política tan horrorosa de violación de los derechos humanos”, declaró en esa oportunidad la entonces senadora Piedad Córdoba.

 

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook