Los duques de Sussex, el príncipe Harry de Inglaterra y su esposa, Meghan Markle, han sido padres de una niña, tal y como ha confirmado la propia pareja a través de un comunicado.

La niña, segundo hijo de los duques, nació el viernes por la mañana en el Santa Barbara Cottage Hospital, en California, donde la familia reside desde hace poco menos de un año, tras abandonar el Reino Unido y sus deberes como miembros de la familia real inglesa.

Los padres han decidido poner a su hija un nombre que homenajea a dos figuras clave para la familia real: la pequeña se llama Lilibet Diana, si bien los duques ya se refieren a ella como ‘Lili’.

Lilibet es el apelativo cariñoso con el que la reina de Inglaterra, Isabel II, fue conocida durante su juventud, un nombre que todavía usan sus familiares más directos aún hoy en día.

Por su parte, Diana es el nombre de la madre del príncipe Harry, Diana de Gales, fallecida en accidente de tráfico en París el 31 de agosto de 1997.

La niña se une así a Archie Harrison, el primer hijo de los duques de Sussex, nacido en Londres el 6 de mayo de 2019.

(20minutos)

Comentarios Facebook