El prófugo de la justicia venezolana Leopoldo López en su desesperación solo buscaba relevancia internacional, en medio de la reunión que sostuvo el pasado lunes 24 de mayo con el presidente de Ecuador, Guillermo Lasso, tras la ceremonia de la toma de posesión.

A juicio del analista Miguel Ángel Pérez Pirela, cuando se muestra a Lasso con López y exponen imágenes de ambos, “no crean que son imágenes de fuerza, ni nada que se le parezca, López con ese encuentro está tratando de forma desesperada de tener algo de relevancia internacional”, reiteró durante su programa Desde Donde Sea.

La noticia, que fue divulgada y difundida ampliamente en todo el mundo, lejos de mostrar fortaleza política de López y su sector, apunta en la dirección opuesta, porque el político derechista está “en su peor momento político”, en el que debe lidiar con su creciente impopularidad y el separatismo creado en la oposición, al tiempo que su sector se debate entre participar en las venideras elecciones regionales y municipales en Venezuela o desaparecer de la esfera política local.

Destacó que hasta Joe Biden está haciendo a un lado a Juan Guaidó y a López, ya que fueron cuadros de Donald Trump, quien ya no está en el poder.

De acuerdo con la prensa, Lasso y López conversaron sobre la regulación de medio millón de migrantes venezolanos en Ecuador, pero mientras López estaba reunido con el presidente ecuatoriano, su gente estaba sentada en Caracas con el dirigente derechista Henrique Capriles negociando su participación en la contienda electoral.

En este punto, citó un tuit del analista político Luis Vicente León, quien señaló que “la coordinación del G4, dirigido por Guaidó, y el grupo de opositores que arrancó el proceso previo de negociación por condiciones electorales, representado por Capriles, es la mejor noticia del entorno político reciente y abre compuertas reales a la negociación”.

Para el escritor, tanto Leopoldo como Guaidó no tuvieron más opción que sentarse a negociar, pero no con el presidente Maduro, “ya quisieran ellos, pero no tienen rango”. En este momento están negociando entre las mismas derechas para concretar un acuerdo e ir a negociar con el gobierno “pero hay poco que hacer, porque deben ir a elecciones”, comentó.

Pérez Pirela mencionó que Lasso se reunió con López luego de un encuentro bilateral con una delegación estadounidense para establecer parámetros conjuntos en cuanto a «democracia», “derechos humanos” y la urgencia para recibir vacunas contra la COVID-19.

De igual manera y después del evento de la toma de posesión, trascendió que López se reunió con la presidenta de la Asamblea Nacional ecuatoriana. Según informes locales, la reunión se desarrolló a puerta cerrada, duró aproximadamente una hora y asistieron también Lilian Tintori y el eurodiputado Leopoldo López Gil, padre de Leopoldo López.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook