A propósito de la reciente aprobación del bitcoin como moneda de curso legal en El Salvador por parte de la Asamblea Legislativa de ese país centroamericano, en la edición 324 de su programa Desde Donde Sea, correspondiente a este miércoles 9 de junio, Miguel Ángel Pérez Pirela disertó sobre las criptomonedas desde una perspectiva de los Estados nacionales, en la que Venezuela, gracias a una visionaria idea del entonces presidente Hugo Chávez, fue pionera.

El Salvador hace historia y designa al bitcoin como moneda de curso legal

Para entrar en materia, Pérez Pirela refirió que la Asamblea Legislativa de El Salvador aprobó con 62 votos a favor y 19 en contra la legalización del uso del bitcoin, que circulará en paralelo al dólar.

En ese orden, relató que tras someter a votación los artículos presentados por el presidente Nayib Bukele en un proyecto durante la noche del 8 de julio, la Asamblea Nacional de El Salvador sancionó la «Ley del Bitcoin», tras el anuncio que hiciera el mandatario acerca de sus intenciones de legalizar el bitcoin en una conferencia en los Estados Unidos. 

Explicó, asimismo, que la norma específica que el cambio entre el bitcoin y el dólar será establecido libremente por el mercado, que todo precio podrá ser establecido en esta criptomoneda en todo el territorio salvadoreño y que todos los tributos podrán ser cancelados en bitcoin.

La ley contempla que los intercambios con esta criptomoneda no estarán sujetos a impuestos sobre las ganancias de capital y todo agente económico deberá aceptarla como forma de pago cuando le sea solicitado, agregó el analista.

Por su parte, el mandatario salvadoreño aseguró que esta normativa traerá inclusión financiera, inversión, turismo, innovación y desarrollo económico para El Salvador, y subrayó que su país es el primero en adoptar el bitcoin como moneda legal.

Al presentar el proyecto legislativo ante el Senado, Bukele dijo que «el gobierno garantizará la convertibilidad al valor exacto en dólares al momento de cada transacción» y en un espacio de discusión en Twitter sostuvo que «si quieres comprar un banco, puedes pagar en dólares o en bitcoin. Será tratada como una moneda nacional de El Salvador y todo mundo tiene que aceptarlo».

Previamente, en una intervención realizada completamente en inglés en un espacio destinado al intercambio sobre las criptomonedas, el mandatario negó que la medida marcara el inicio de la desdolarización de su país y adelantó que el venidero jueves 10 de junio dialogará sobre el tema con el Fondo Monetario Internacional (FMI), refirió el también director de LaIguana.TV.

Igualmente anunció la creación de una billetera gubernamental a la que cualquier ciudadano podrá acceder y dijo, además, que su administración dispondrá de un fondo para comprarle el fideicomiso a quien prefiera el dólar, aunque resaltó que todo el mundo está obligado a recibir el bitcoin.

«Si vas a un McDonald’s, no podrán decir ‘no aceptamos bitcoin’. Tiene que aceptarlo por ley», ilustró Nayib Bukele y agregó que los contribuyentes podrán pagar con los satoshis.

Empero, el comunicador matizó que, pese a todo lo que ha dicho el presidente salvadoreño, Miguel Catán, secretario de Comercio y Desarrollo de El Salvador, aseguró que el dólar estadounidense seguirá siendo la moneda de curso legal en ese país y que las transacciones con bitcoin serán opcionales.

Así, comentó, en un intento por tranquilizar a la población, Catán, quien es tío de Bukele, dijo: «Dicen que la criptomoneda es fluctuante, que no se sabe cuánto vale de un día para otro. No se preocupe usted, señor. Usted va a comprar y vender en dólares. Si usted quiere usar el bitcoin, lo hace. No es ninguna obligatoriedad y todo en este mundo es hoy en día fluctuante».

A este respecto, el funcionario aludió a la existencia de una comunidad en la playa El Zonte, que desde hace dos años realiza operaciones cotidianas en bitcoin como la compra de alimentos preparados de alto consumo, incluido el pan.

«Somos el primer país del mundo en adoptar esta moneda que ya circula en nuestra nación. Por ejemplo, en la playa El Zonte, algunos negocios ya comenzaron a atender a turistas que cancelan sus servicios a través de bitcoin», aseguró el diputado Vladimir Barahona, perteneciente al partido oficialista Nuevas Ideas.

Al otro lado, la oposición planteó la necesidad de estudiar bien la medida, pues fue presentada por el Ejecutivo a través de la ministra de Economía apenas horas antes de que fuera sometida a votación, sintetizó el experto, quien recuperó las declaraciones del diputado del partido Alianza Republicana Nacionalista (ARENA), Rodrigo Ávila: «Estamos hablando de la política monetaria del país. No se pueden tomar decisiones sin estudios previos. El bitcoin es muy volátil».

Puntualizó, asimismo, que Bukele planteó durante la charla virtual que, antes de que la ley entre en vigor, el gobierno creará un fideicomiso por medio del Banco de Desarrollo de El Salvador para garantizar la conversión exacta en dólares cuando alguien realice una transacción con bitcoin, por un monto equivalente a 150 millones en bitcoin.

Pese a las ventajas que ha pregonado el gobierno salvadoreño, el analista estimó pertinente traer a colación las reacciones de organismos como el FMI –cuya relación con las autoridades de El Salvador es, cuando menos, tensa– y de algunos expertos, que no ven en tales anuncios consecuencias que no sean objeto de preocupación.

Siobhan Morden, jefe de estrategia de renta fija para América Latina de Amherst Pierpoint Securities, destaca que el anuncio de Bukele «puede reflejar una iniciativa a largo plazo o tal vez incluso una llamativa táctica de relaciones públicas. Sin embargo, muestra falta de coordinación con anuncios impulsivos que contradicen un plan económico cohesivo».

Otros analistas, como Carlos de Sousa, administrador de carteras de Vontobel Asset Management, sostienen que la decisión de adoptar el bitcoin como moneda de curso legal puede impactar negativamente la recaudación fiscal y abrevar el camino para los fraudes y el lavado de activos.

«Las criptomonedas son, en general, una forma muy fácil de evitar impuestos y una forma muy sencilla de evitar a las autoridades, porque es un sistema completamente descentralizado. Puedes hacer lavado de dinero, puedes eludir impuestos, etcétera», dijo De Sousa.

Por su parte, la cadena alemana Deutsche Welle (DW) en un reporte audiovisual en el que se enfatizaba la volatilidad del bitcoin, aseveró que aunque el mensaje de Bukele fue «muy bien recibido», cerca del 70% de los salvadoreños no posee cuenta bancaria y sus ingresos suelen depender de las remesas que otros familiares envían desde el extranjero, por lo que la situación se complicaría si, gracias a la volatilidad, la criptomoneda baja de precio.  

El ABC de las criptomonedas y su carácter revolucionario

Con base en lo desarrollado en el artículo: ¿Qué son las criptomonedas y por qué representan una verdadera revolución?, publicado en el portal de LaIguana.TV, Pérez Pirela explicó los fundamentos de las criptomonedas, que durante 2020 alcanzaron un nivel de popularidad sin precedentes, particularmente el bitcoin, adoptada por El Salvador como moneda de curso legal.

En este orden, explicó que el bitcoin y las más de 8.000 criptomonedas existentes son monedas digitales criptografiadas que operan a través de una cadena de bloques –’blockchain’, siendo la criptografía una técnica de protección de información digital a través de algoritmos que utilizan códigos y cifrados muy complejos que le otorgan seguridad.

Las ‘blockchains’, por su parte, agregó, son una especie de libro de contabilidad pública compartido por todos los usuarios, a las que puede accederse por medio de internet.

El analista puntualizó que el sistema de criptomonedas nació en un entorno digital y no puede tener lugar fuera de él y apuntan, sin dudas, a un futuro no tan lejano donde ya no tendrá ninguna cabida ni sentido la existencia de dinero analógico, es decir, dinero físico (billetes y monedas) y fundamentan su atractivo sobre su insuperable seguridad, que no pueden ofrecer los bancos.

Agregó que, aunque son varios los factores de índole técnico los que sustentan esta seguridad, destacan particularmente dos: la criptografía, previamente mencionada, y la inmutabilidad del registro.

Con el interés de aclarar en qué consisten estas características de seguridad, apuntó que todas las transacciones en criptomonedas utilizan registros criptográficos muy potentes, parecidos a los que utilizan las potencias militares del mundo y romper esos algoritmos resulta prácticamente imposible, al tiempo que, por otro lado, una vez que una información llega a la cadena de bloques, no hay forma de alterarla.

De otro lado, indicó que en la actualidad, el acceso a los servicios financieros tradicionales –bancos y tarjetas, por ejemplo– está sujeto a la identificación del usuario y al otorgamiento de una autorización por parte de una organización, pública o privada, para abrir una cuenta y, además, estas instituciones pueden limitar la operatividad de cada usuario en función de legislaciones nacionales o internacionales o simplemente con base en criterios arbitrarios.

En contraste, subrayó, con las criptomonedas no existe ninguna limitación de acceso y ninguna entidad puede aplicar filtros o controles, porque el sistema está concebido para que tanto la ejecución de las transacciones como el almacenamiento de los datos sea compartido entre todos los usuarios de la cadena de bloques y el único requisito para acceder a una plataforma de criptomonedas es tener deseo de hacerlo.

Así, mientras que resulta imposible abrir una cuenta bancaria sin un documento de identificación legal y vigente, para abrir una billetera de criptomonedas, solamente se requiere de una dirección de correo electrónico y un número de teléfono celular, y se garantiza el anonimato en todas las transacciones, adjuntó el comunicador.

Acerca de este último punto, precisó que las plataformas permiten realizarlas sin ningún tipo de intermediación, es decir, sin pasar por ningún tipo de entidad financiera, administrativa, contable o legal, con lo que cada usuario es su propio banco y maneja de forma completamente autónoma el envío y la recepción de sus pagos.

Esta es la razón por la que las criptomonedas no pueden ser retenidas, bloqueadas, ni confiscadas, no conocen límites, ni aduanas ni fronteras y cualquier usuario puede enviar cuando lo desee una cantidad de dinero a cualquier parte del orbe. Todo lo que necesita es un dispositivo electrónico y una conexión a internet.

Con respecto al fraccionamiento del bitcoin, explicó que este se divide en unidades llamadas satoshis, de manera análoga a la que un dólar puede dividirse en centavos. Así, un bitcoin equivale a 100 millones de satoshis y a precio actual, un dólar vale aproximadamente 1.700 satoshis.

Diversos expertos consideran que las criptomonedas representan una verdadera revolución dentro del entorno financiero, pues se trata del paso de transacciones controladas por un puñado de pequeños consorcios a un nuevo sistema basado en cadenas de bloques, en el que distintas criptomonedas compiten entre sí para alcanzar mayor utilidad y convertirse en moneda de referencia, al modo que lo es el dólar en el presente.

Para cerrar este punto, el filósofo venezolano indicó que las criptomonedas representan una revolución tecnológica porque todo el mundo puede tener acceso a ellas conectándose a internet y también puede formar parte del proceso de verificación de transacciones en todo el mundo, una actividad por la que el participante recibe una «recompensa» en la misma criptomoneda.

El petro, la genial y visionaria idea del comandante Hugo Chávez

Pese a lo sostenido por el mandatario salvadoreño, Nayib Bukele sobre lo inédito de su iniciativa, Miguel Ángel Pérez Pirela recordó que en 2009, el entonces presidente de Venezuela, Hugo Chávez, planteó la creación de una moneda nacional digital sustentada en las riquezas petroleras del país: el petro.

Para dar cuenta de la trayectoria de la criptomoneda venezolana, se apoyó en lo desarrollado en el artículo «¿Qué pasó con el petro? Un breve recuento de la criptomoneda soberana venezolana», publicado en fecha reciente en el portal de LaIguana.TV.

En principio, compartió el video Chávez en el que anunció el proyecto ante los medios. Entonces, el líder venezolano explicó: «El mundo es víctima del imperio del dólar. Un día Fidel Castro me dijo: ‘Mira, Chávez, los Estados Unidos han comprado medio mundo con puros papeles que no tienen sustentación económica’. (…). Nosotros tenemos la idea de una moneda internacional, el petro, una moneda que se fundamente en las grandes reservas de petróleo que tenemos algunos países del mundo».

En su intervención, el mandatario destacó la responsabilidad de Estados Unidos de romper con el patrón oro estipulado en los acuerdos de Bretton-Woods y de usar un privilegio autoarrogado a su moneda para «haber comprado medio mundo con billetes que no tienen más valor que el del papel en el que están hechas».

«Eso lo dijo Chávez en 2009. Vaya si son ideas de avanzada», destacó Pérez Pirela, pues «para 2009, las monedas que existían, eran prácticamente desconocidas en todo el mundo. No se hablaba de ellas, pero el presidente Chávez, desde un país del Sur del mundo, ya veía cómo podían emplearse desde los Estados nacionales en función de su economía».

Sin embargo, explicó que la propuesta de Chávez tendría que esperar nueve años antes de poder materializarse. Su sucesor, el presidente Nicolás Maduro, anunció oficialmente el 3 de diciembre de 2017 la creación del petro, al que definió como un nuevo sistema de criptomoneda a partir de las reservas petroleras, auríferas y diamantinas, para avanzar en soberanía monetaria y nuevas formas de financiamiento internacional, así como para vencer el bloqueo.

Asimismo, refirió que aunque el petro es una de las miles de criptomonedas disponibles, en su creación introdujo dos novedades revolucionarias: fue la primera emitida por un gobierno y su valor está respaldado y garantizado por cuatro recursos naturales de alto valor: petróleo, oro, diamantes y hierro, un rasgo que impactó el mercado de monedas digitales, porque el resto están totalmente descentralizadas y su valor lo determina única y exclusivamente el mercado.

Al momento de su creación, se informó que con ella se pretende crear un impacto positivo en la economía venezolana, fuertemente golpeada por las sanciones económicas y financieras impuestas por Estados Unidos, así como controlar la hiperinflación.

Con respecto a las iniciativas concretas adelantadas por el gobierno de Venezuela para apuntalar el petro, mencionó que en 2018 se emitieron 100 millones de petros, con un valor de 60 dólares cada uno, que empezaron a usarse en transacciones internacionales y para financiar la Gran Misión Vivienda Venezuela y además se crearon plataformas de intercambio –’exchange’– entre petros y bolívares y se estableció el petro como unidad de cuenta de Petróleos de Venezuela.

En el mismo orden, la Superintendencia de las Instituciones del Sector Bancario (Sudeban) ordenó a todas las instituciones financieras del país expresar sus estados de cuenta también en petros. También se estableció el petro como moneda para la venta de combustible para aviones y se la habilitó como medio de pago de tributos.

En 2019 continuó el avance en el uso del petro y el gobierno dio un paso adelante al incluir en la plataforma Patria, bajo la administración del Estado, una opción para recibir remesas en esta criptomoneda.

Sin embargo, el experto refirió que «como era de esperarse», la Oficina para el Control de Activos Extranjeros (OFAC, por sus siglas en inglés) adscrita al departamento del Tesoro del gobierno de Estados Unidos «empezó a tomar medidas y sancionó al banco ruso Euro Finance por haber realizado transacciones en petros», mas pese a ese golpe, el gobierno venezolano siguió adelante con la estrategia y estableció la obligatoriedad de la doble contabilidad petros-bolívares y en diciembre, entregó un petroaguinaldo de medio petro a pensionados, jubilados y empleados públicos.

En 2020, la popular plataforma internacional LocalBitcoin incorporó al petro entre sus criptomonedas y como respuesta, Maduro ordenó el establecimiento del fondo en petros para el otorgamiento de créditos por parte de la banca pública a pequeñas y medianas empresas y anunció la entrega de un petro a los médicos que laboran en la atención de la pandemia de COVID-19.

Desde Estados Unidos, enfatizó el comunicador, los ataques no cesaron, pues el gobierno de Trump anunció la sanción y persecución del presidente de Sunacrip, Joselit Ramírez, pero el petro siguió ampliando su alcance y se inauguró la plataforma Venezuela Exchange.

«A poco más de tres años, el petro ha ido abriéndose paso entre luces y sombras. Se trata de un proyecto que pretende derrocar la casi centenaria hegemonía del dólar», reflexionó.

De esta manera, a su parecer y pese a todas las dificultades, el primer cometido parece haberse logrado, pues su existencia creó un precedente histórico que ha obligado a otros Estados soberanos a evaluar la creación de su propia moneda, como es el caso de China, que en abril de 2020 anunció un plan piloto para poner en marcha el yuan digital, al punto que seis bancos estatales chinos permiten a los usuarios abrir carteras para recibirlos y empezar a operar con él.

Rusia, otro gigante planetario, anunció recientemente que iniciará pruebas con el rublo digital en 2022, el Banco Central Europeo informó que estudia la creación del euro digital y en agosto de 2020, la Reserva Federal reveló avances sobre el desarrollo del dólar digital.

«Más allá de algunos pasos en falso en su implementación y de los ataques y saboteos del gobierno de Estados Unidos, no cabe duda de que en la revolución criptomonetaria, el petro, desarrollado a partir de una intuición genial del comandante Hugo Rafael Chávez Frías, ha marcado un hito histórico que otorga a Venezuela un papel pionero en la construcción de un nuevo mundo emancipado de la tiranía monetaria del dólar», indicó a modo de conclusión.

China dicta pautas en la economía digital

En la sección final del programa Pérez Pirela discutió el impacto de algunas resoluciones que ha adoptado China sobre el mercado de las criptomonedas, particularmente sobre el bitcoin, pues las tres cuartas partes del minado mundial se realizan en esa nación, pese a las fuertes restricciones gubernamentales existentes.

A modo de contextualización, detalló que el pasado 19 de mayo, el precio del bitcoin descendió por debajo de los 34.000 dólares, luego de que Beijing anunciara que instituciones financieras y empresas tenían prohibido ofrecer servicios relacionados con transacciones en criptomonedas y advirtiera a los inversores sobre el comercio especulativo con monedas digitales, responsables del hundimiento del precio del bitcoin en un 20%.

El analista precisó que el anuncio se produjo después de que el bitcoin registrara una caída del 10% la semana previa, luego que Elon Musk, director ejecutivo de Tesla dijera en un tuit que ya no aceptaría la divisa digital como medio de pago, aunque otras divisas digitales como el Etherium también han acumulado pérdidas superiores al 20%.

Por rebote, explicó, las acciones de Tesla cayeron cerca del 3% en Wall Street, probablemente debido a la exposición del fabricante de autos eléctricos al bitcoin, pues pese a los tuits de Musk, la firma aún posee alrededor de 1.500 millones de dólares en esa criptomoneda.

Regresando a China, comentó que el comercio de criptomonedas es ilegal en ese país 2019 y que las autoridades alegan que la medida pretende prevenir el lavado de dinero, aunque pese al malestar gubernamental, todavía las personas pueden hacer transacciones en línea.

Este 8 de junio, tres organizaciones respaldadas por el Estado, incluida la Asociación de Finanzas por Internet de China, la Asociación Bancaria de China y la Asociación de Pagos y Compensaciones de China, advirtieron por las redes sociales que los consumidores no tendrían protección, si incurrían en pérdidas durante las transacciones y añadieron que los recientes cambios bruscos en los precios de las criptomonedas ‘violan gravemente la seguridad de los activos de las personas y están alterando el orden económico y financiero normal'», sintetizó al respecto.

Por otra parte, indicó que el continuo endurecimiento en la regulación de las criptomonedas en China y los miedos que se propagan ante un eventual giro en la política monetaria de Estados Unidos, han eclipsado el anuncio de Bukele relacionado con la adopción del bitcoin como moneda oficial de El Salvador.

Esto se debe, según las fuentes consultadas durante la investigación realizada para el programa, a que los mercados de todo el mundo están intranquilos ante la perspectiva que la Reserva Federal pueda empezar a retirarse de su programa de flexibilización cuantitativa para impulsar la liquidez y en ese orden refirió que «algunos expertos como el Fondo de Cobertura Sky Price Capital de 7.000 millones de dólares, cuya participación en bitcoin supera los 310 millones de dólares, afirma que es improbable que la reducción de la política monetaria estadounidense afecte las criptomonedas y al oro», pues alega que esta clase de activos son resistentes.

Sin embargo el Deutsche Bank, el mayor de Alemania, ha advertido que Estados Unidos podría estar en uno de sus peores períodos inflacionarios de su historia, con el gasto del gobierno y la política monetaria flexible como posibles catalizadores para crear condiciones que se vieron por última vez en las décadas de 1940 y 1970.

«Aunque los fundamentos a largo plazo permanecen intactos, la política monetaria y macroeconómica de EEUU está causando nerviosismo a corto plazo», indicaron fuentes de Genetic Capital.

Según datos de fuentes especializadas, China, al tener bastante más de 51% de la capacidad de cómputo y validación de todo el mundo, superando con creces a Estados Unidos, Rusia y Kazajistán, que controlan cerca del 7% cada una, «tendría la posibilidad de atacar el inexpugnable sistema de red de bitcoin y acabar con la rebelión, si así lo quisiese», citó Pérez Pirela.

Sin embargo, en su criterio, no puede dejarse de lado que China no es un bloque monolítico y que una acción de este tipo requeriría el concurso de decenas de miles de personas, muchas de ellas apolíticas o críticas con el gobierno, por lo que es muy difícil que se concrete ese escenario para muchos catastrófico.

También es preciso indicar que la prohibición de uso de criptomonedas se aplica a bancos y a servicios de pago e inversión, es decir, se aplica al nivel institucional, pero no a nivel individual, con lo que la minería queda fuera de las restricciones.

A su parecer, con este margen de maniobra, el gobierno chino quiere que el inversor minorista, poco sofisticado, se baje de la ola o no se suba, es decir, que la fiebre de los tulipanes digitales que se vive en el resto del mundo, no afecte a su mercado doméstico, al tiempo que quiere dejar claro que el futuro del dinero en China pasa por el yuan digital, que es una moneda soberana emitida por el Banco Central de China.

Un reporte de DW mostró imágenes relativas al manejo que hacían los 50.000 residentes que recibieron un bono de 200 yuanes digitales –unos 26 euros– para hacer compras en supermercados. Los funcionarios chinos advirtieron que no se trata de una moneda distinta, sino que está en formato digital, así que será tan estable como lo ha sido el yuan.

Asimismo, el gobierno ha señalado que se aspira que ambas formas monetarias convivan «largo tiempo», pues aunque es cierto que desde hace más de tres años la mayoría de los chinos realiza casi todas sus transacciones a través de aplicaciones móviles y plataformas en línea, en el país existe una brecha digital entre el campo y la ciudad, así como entre las personas de mayor edad y las más jóvenes, si bien estiman que el yuan digital estará completamente en uso para los Juegos Olímpicos de Invierno de 2022.

«No quiere decir que la actividad en criptomonedas vaya a cesar en China. Las Redes Privadas Virtuales (VPN, por sus siglas en inglés) están prohibidas desde hace tiempo pero siguen usándose cotidianamente», agregó Pérez Pirela.

Al cierre y a modo de síntesis de todo cuanto desarrolló en la edición, rescató una cita de Leon Louw, intelectual sudafricano nominado al Premio Nobel de la Paz: «Toda persona informada necesita saber acerca del bitcoin porque podría ser uno de los desarrollos más importantes del mundo».

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook