El doctor en filosofía política, comunicador, investigador y escritor venezolano Miguel Ángel Pérez Pirela, en su espacio Desde Donde Sea, transmitido por las diferentes plataformas de LaIguana.TV, reflexionó sobre el impacto de las medidas neoliberales tomadas recientemente por el nuevo presidente de Ecuador, Guillermo Lasso.  

Entre dichas medidas, destaca el giro que pretende darle a los medios de comunicación con la implementación de una nueva ley de comunicación (Ley Orgánica de Libre Expresión y Comunicación).  

El presidente de Ecuador, el día de su asunción, anunció que invalidaba el reglamento de la Ley Orgánica de Comunicación (LOC) vigente y que enviaría una propuesta legislativa para su discusión.  

“Lasso envió al poder legislativo un proyecto de la nueva ley de Comunicación, que reemplazará a la vigente ley de comunicaciones expedita durante el gobierno del presidente Rafael Correa (2007-2017). Otra vez todo el poder y la discreción vuelven a las empresas privadas de Comunicación en Ecuador”, destacó Pérez Pirela.  

Pérez Pirela recordó que “Lasso dijo textualmente, que es imperativo reemplazar la legislación vigente y en su lugar adoptar un marco normativo moderno, democrático y libre, es hora de aprender que la libertad de expresión es siempre más expresión, nunca silencio forzado”, fin de la cita. “Él está pagándole a los medios de comunicación privados, que ayudaron a ser presidente y lo va a hacer a través de esta ley”, enfatizó el comunicador. 

El analista agregó que Lasso dice que su proyecto prohíbe la censura previa de cualquier expresión, opinión o información difundida por cualquier medio, salvo el caso de espectáculos públicos en los que requiera regular el acceso a ellos para tutelar la infancia y la adolescencia.

“Ningún medio de comunicación, periodista o comunicador, podrá ser sancionado por opinar o formular críticas o denuncias contra el poder público y no podrá iniciarse en contra de ellos procedimientos penales de ninguna naturaleza por sus opiniones, con esto Lasso, insisto yo, está pagando el favor de su campaña electoral a la prensa privada ecuatoriana”, reiteró. 

Con este proyecto de ley el mandatario apunta a un desvío en su política de comunicación, en el mismo, tampoco habrá cadenas nacionales y, por el contrario, se llevará el mensaje gubernamental principalmente a través de las redes sociales y medios digitales. 

(LaIguana.TV) 

Comentarios Facebook