La Federación Venezolana de Fútbol (FVF) reconoció este sábado que 11 de los 41 miembros que conforman la delegación venezolana que viajó a Brasil para participar en la Copa América, obtuvieron un resultado positivo en la prueba de COVID-19 que se les practicó en el sitio de concentración.

En un comunicado difundido en Twitter, el ente deportivo precisó que se trata de «ocho futbolistas y tres miembros del cuerpo técnico», que «fueron aislados inmediatamente» tras recibir el diagnóstico.  

«La junta directiva de la Federación Venezolana de Fútbol, encabezada por su presidente, Jorge Jiménez, se solidariza con cada uno de los afectados y garantiza todas las medidas necesarias para su pronta recuperación», reza parte del texto. 

De otra parte, frente a las especulaciones, la FVF aclaró que «a todos los integrantes del combinado nacional se les realizaron pruebas PCR antes de salir de Venezuela», en las que el resultado fue negativo.  

Con el fin de garantizar la participación de La Vinotinto en la justa continental, también se anunció que «se convocó de emergencia a un grupo de jugadores de reemplazo«, quienes podrían unirse al resto de la delegación hoy mismo.  

Entre los porteros se convocó a Yhonatann Yustiz, Giancarlo Schiavone y Luis Romero, mientras que, para la defensa, la FVF depositó su confianza en Eduardo Fereira, Diego Oslo y Francisco La Mantia.  

Asimismo, para cumplir con la labor de volantes, se recurrió a Leonardo Flores, Cristhian Rivas, Christian Larotonda, Abraham Bahachille, Richard Figueroa y Robinson Flores.  

Finalmente, respaldarán a la selección como delanteros Jan Hurtado, Erik Ramírez y Daniel Pérez.

(LaIguana.TV) 

 

Comentarios Facebook