Un grupo de especialistas de la organización benéfica británica Alzheimer’s Research describió los síntomas que podrían indicar el posible desarrollo de la demencia de inicio temprano, que puede darse a partir de 40 años.

La enfermedad o mal de Alzheimer a menudo se desarrolla lentamente durante muchos años, por lo que los síntomas no siempre son obvios al principio.

Inicialmente, el paciente puede sufrir problemas de vista. Le cuesta mucho medir la distancia y la velocidad, así como identificar objetos.

El segundo signo preocupante que podría indicar la etapa temprana de la enfermedad de Alzheimer son cambios en la personalidad y la conducta. Inicialmente, pueden pasar desapercibidos. En este caso, el individuo se pone de mal humor, está irritable y se siente inseguro de sí mismo. Pierde el interés por sus actividades favoritas y por lo que sucede a su alrededor, aunque esta señal a veces se confunde con estados como la depresión.

Padecer depresión o angustia es otro motivo de consulta al médico.

Las posibles víctimas del alzhéimer tienden a no acordarse de las cosas. Pueden olvidar mensajes, eventos recientes, nombres y rostros. Hacen preguntas recurrentes en un intervalo muy corto y repiten comportamientos y rutinas, señalan los especialistas.

Además, los individuos con demencia de inicio temprano pueden tener afasia, un trastorno del lenguaje que se produce como consecuencia de una patología cerebral. En este caso, pueden presentar problemas para comunicarse y difícilmente encuentran las palabras adecuadas.

Al mismo tiempo, en las primeras etapas de la enfermedad puede ser difícil distinguir los problemas de memoria asociados con el Alzheimer de los olvidos propios del envejecimiento, se especifica en el sitio web de Alzheimer’s Research.

Causas del alzhéimer de inicio temprano

Las causas del desarrollo de esta enfermedad no están claras. Pueden estar vinculadas con un cierto estilo de vida y con la genética, suponen los científicos.

Fumar, beber alcohol, llevar una vida sedentaria, seguir una dieta deficiente y tener elevados niveles de colesterol y de azúcar en sangre son otros factores de riesgo para el desarrollo temprano del alzhéimer.

¿Cómo reducir el riesgo de desarrollar la enfermedad?

Si quieres hacer todo lo posible para minimizar el riesgo de desarrollar la demencia de inicio temprano, no fumes.

Además, se recomienda beber menos de 14 unidades de alcohol por semana y hacer ejercicio con regularidad.

Tener un peso dentro de la normalidad y seguir una dieta saludable también te ayudará.

No te olvides de llevar una vida social activa y tener muchos intereses y aficiones, ya que también te puede servir.

¿Por qué es importante diagnosticar temprano esta enfermedad?

Si se diagnostica a tiempo la demencia de inicio temprano, los pacientes podrán someterse al tratamiento con inhibidores de la colinesterasa, como el donepezilo, que ayuda a aliviar algunos síntomas de la enfermedad y ralentizar su desarrollo.

«El impacto del alzhéimer de inicio temprano puede ser importante», afirma la organización benéfica, refiriéndose al hecho de que estas personas trabajan y tienen familias.

(Sputnik)

Comentarios Facebook