El expresidente colombiano Álvaro Uribe Vélez aseguró recientemente que no asistirá a la Comisión de la Verdad creada a raíz del Acuerdo de Paz porque, supuestamente, “tiene muchos reparos”. Incluso argumentó que por eso nunca fue de su simpatía ni hizo nada para promover su creación.  

Uribe confesó en la entrevista con la directora de la revista Semana, Vicky Dávila, que esa es la única razón por la cual él se rehúsa a enfrentar esa instancia que hoy investiga la verdad sobre las masacres registradas en los últimos gobiernos.  

El exsenador colombiano, acusado de varias tramas de corrupción y a quien hace meses le dieron casa por cárcel, recordó en la entrevista que no le hace falta comparecer porque en “varias ocasiones ha ofrecido disculpas por el capítulo de los falsos positivos” cometidos durante su gobierno, entre el 2002-2010. 

Recordemos que el expresidente en el 2010 y 2018 y exministro de Defensa durante la gestión de Uribe, Juan Manuel Santos, asistió a la Comisión de la Verdad y destapó la olla de irregularidades que se cometían mientras desarmaban a los rebeldes y paramilitares en su fase de subalterno de Uribe.  

Santos, quien paradójicamente siendo presidente recibió el Premio Nobel de la Paz, dijo que “miles de civiles fueron ejecutados por militares en Colombia por la presión que recibieron para dar resultados en la lucha contra la guerrilla”.   

“No me cabe la menor duda de que el pecado original, lo que en el fondo dio pie para estas atrocidades fue la presión para producir bajas”, dijo Santos en su presentación voluntaria.  

Confesó que los “falsos positivos” también fueron motivados para recibir “premios” y bajo el mandato de Uribe aseguró que se “perpetraron miles de asesinatos de civiles, que luego eran presentados como guerrilleros caídos en combate”.  

El alto mando militar siempre ha negado que los asesinatos o conteo premiado de cuerpos fueran una práctica sistemática en el ejército. “Luego nos enteramos de que los paramilitares colaboraban con miembros de las fuerzas militares para producir estos falsos positivos”, confesó Santos.  

La Jurisdicción Especial para la Paz, que juzga los peores crímenes del conflicto con las FARC, documentó 6 mil 400 asesinatos de civiles a manos de militares durante el mandato de Uribe, tres veces más de lo estimado hasta hace poco por la Fiscalía a manos de Iván Duque. 

(LaIguana.TV)  

Comentarios Facebook