El fármaco Sputnik V contra el coronavirus no afecta a la fertilidad de los vacunados pues está basado en los adenovirus con los que la humanidad coexiste desde hace mucho tiempo, explicó a Sputnik el director del Centro ruso de Epidemiología y Microbiología Gamaleya, Alexandr Guintsburg. 

«Ni en términos evolutivos, ni en términos de las observaciones más cercanas de la medicina moderna, la vacuna no tiene efecto negativo», dijo Guintsburg. 

Según él, los componentes del fármaco se basan en los adenovirus humanos tipo 26 y 5 que aparecieron en la población humana desde hace mucho tiempo. 

«Se sabe que en ese tiempo la humanidad se ha multiplicado hasta 7.500 millones y nadie ha tenido jamás sospechas acerca de estos dos virus, que están presentes en nuestros organismos y que hemos contraído decenas de veces», afirmó. 

La Sputnik V, desarrollada por el Centro de Epidemiología y Microbiología Nikolái Gamaleya de Moscú en cooperación con el Fondo Ruso de Inversión Directa, fue registrada en Rusia en agosto de 2020 y tiene una eficacia del 97,6%, según un estudio que abarcó a casi cuatro millones de personas. 

(Sputnik) 

Comentarios Facebook