El ministro de Justicia y Transparencia Institucional, Iván Lima, criticó este sábado la reunión que realizó el presidente del Comité Pro Santa Cruz, Rómulo Calvo, con el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro. 

De acuerdo con el gobierno boliviano, el encuentro sirvió para que ambos continúen con su conspiración en contra de la democracia nacional, debido a que intentan desconocer la elección que ungió como presidente Constitucional de Bolivia a Luis Arce con el 55.1 por ciento de los votos.  

La autoridad estatal cuestionó que Calvo haya aprovechado la reunión para presentar pruebas del supuesto fraude electoral y que el Rómulo Calvo debería estar entregando esos documentos en el Ministerio Público.

«Quienes desconfían de las elecciones y encima desconfían de la Fiscalía para llevar el caso, tienen la opción legal de ellos mismos instalar, mediante una acusación particular, un proceso contra quienes crean responsables. Pero si tienen las pruebas del supuesto fraude, es hora de que las presenten, que sustenten su acusación”, indicó el ministro de Justicia. 

Al término de la reunión con Luis Almagro, Calvo sostuvo que “la Carta Democrática está en manos de todos los países para evitar el luto, el dolor y la guerra en un país que sólo busca libertad y democracia”, sin dar explicaciones sobre las pruebas que manejaba. 

El representante cívico (allegado del cuestionado Fernando Camacho) pidió también la aplicación de la Carta Democrática Interamericana para el caso de Bolivia, con el argumento de una supuesta guerra interna y que el país se alejó de la OEA. 

Este recurso del organismo regional contempla el procedimiento para actuar en caso de que en un país miembro se dé una ruptura en el orden democrático. 

(teleSUR) 

Comentarios Facebook