Este sábado se desarrollaron en Perú manifestaciones a favor y en contra de Pedro Castillo, quien ganó la elección presidencial, de acuerdo con el computo realizado por la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE), pero aún falta la proclamación oficial de su victoria. 

En medio de tensiones políticas, luego que el Junta Nacional de Elecciones (JNE), entidad que debe proclamar el triunfo de Castillo, analiza las impugnaciones de los comicios del 6 de junio, diferentes colectivos realizarán marchas en varias ciudades de Perú en favor de Castillo.   

Bajo el lema por la «Defensa de la Democracia y la Patria. No al golpe de Estado», estas organizaciones expresaron su rechazo a lo que llaman las maniobras de la candidata perdedora Keiko Fujimori y planteamientos golpistas para no proclamar el triunfo del aspirante de Perú Libre. 

La nueva jornada de protestas inició a las 15H00, mientras los seguidores de la candidata de Fuerza Perú convocaron a la «marcha del millón» para rechazar lo que consideran un fraude en las elecciones. 

La candidata proyecta una demostración de fuerza en la ciudad en la que obtuvo su mayor votación, mientras Castillo ganó en la mayoría de las demás regiones y en las redes muchos internautas aseguran que están pagando entre 50 y 60 soles (entre 13 y 15 dólares por asistir). 

El conteo del 100% de los sufragios reflejó la victoria de Castillo por 8.835.970 votos contra 8.791.730 de Fujimori, una diferencia de 44.240. 

No obstante, ante la demora de certificar a Castillo como presidente, grupos conservadores se han pronunciado por repetir el proceso electoral, otros de desconocer al candidato de izquierda, e incluso militares retirados sugirieron un intento de golpe. 

Ante esta situación, el JNE -a dos semanas de los comicios- ha pedido a la ciudadanía a mantener la paciencia mientras revisa los recursos presentados por los partidos. 

El fujimorismo y sus aliados han realizado maniobras para detener la proclamación de Castillo al asegurar que la legitimidad del próximo Gobierno peruano estará en duda si es que el JNE no acepta revisar todos sus pedidos de nulidad de actas de las elecciones presidenciales. 

Tanto Keiko Fujimori, como la líder derechista Lourdes Flores y otros miembros de su equipo, reiteraron que el JNE debe atender sus exigencias de que se amplíe el plazo de recepción de sus cientos de pedidos de revisión y anulación de actas del balotaje que disputó con el izquierdista Castillo.   

(teleSUR) 

 

 

Comentarios Facebook