Al ser inquirido por Bloomberg acerca de si buscaría un acuerdo de «todo o nada» con la oposición o, por lo contrario, apostaría por un «proceso incremental» de negociación, el presidente Nicolás Maduro aseveró que es un creyente de las negociaciones y que considera que estos procesos deben ejecutarse progresivamente.  

Maduro recordó al periodista Erik Schatzker que durante su gobierno ha hecho «más de mil llamados al diálogo», pero que desde 2017, cuando el entonces presidente estadounidense Donald Trump asumió el control de la política del ala extremista de la oposición, no fue posible «establecer una negociación política seria» con ese sector, pues en reiteradas ocasiones se levantaron de la mesa «y la patearon». 

Así, con base en lo aprendido de esas experiencias, el mandatario refirió que «hoy se está proponiendo un proceso de negociación con la ayuda del gobierno del reino de Noruega y la participación y observación de otros países amigos del mundo» y si bien el proceso se encuentra en fase «incipiente», «se están dando los primeros pasos para establecer una agenda de diálogo compartida, común, justa».  

Para finalizar el tema, el presidente venezolano sostuvo que «un gran acuerdo nacional» sería posible, si se alcanzaran «acuerdos progresivos» parciales orientados a generar «confianza» entre las partes.   

(LaIguana.TV) 

Comentarios Facebook