Dos populares tiktokers egipcias fueron condenadas este domingo a entre seis y diez años de cárcel por «trata de personas» en unos cargos presentados contra ellas tras ser absueltas anteriormente de la acusación de «libertinaje» por el contenido de sus vídeos en la aplicación TikTok.

La influencer egipcia Haneen Hossam fue condenada en primera instancia a 10 años de cárcel y a pagar una multa de 200.000 libras egipcias (unos 10.780 euros), mientras que la otra tiktoker, Mawada Eladhm, fue sentenciada a 6 años de cárcel y a pagar una penalización del mismo monto, según un comunicado del Tribunal Penal de El Cairo.

De acuerdo con la nota, otras tres personas, de las que no se ofrecieron detalles, también fueron condenadas a 6 años de cárcel por «trata de personas».

 

La Fiscalía había acusado a las jóvenes de «participar en atraer y explotar a chicas a través de sus directos» en TikTok, de «trata de personas» y a recibir dinero de la aplicación «al publicar videos que incitan a la inmoralidad para aumentar el porcentaje de sus seguidores».

Asimismo, también fueron acusadas de «unirse a un grupo de WhatsApp para recibir instrucciones para explotar a chicas» y de «animar a adolescentes» a hacer lo mismo, además de intentar ocultar las cuentas de sus redes sociales a la Fiscalía durante las investigaciones.

Según los abogados de las jóvenes, citados por medios locales, estos cargos fueron presentados contra ellas basados en el hecho de que aparecen menores de edad en sus videos de TikTok.

Las dos jóvenes fueron arrestadas entre marzo y abril de 2020 por «incitar al libertinaje» con sus videos y se les ordenó prisión preventiva en septiembre de ese mismo año.

Hossam es conocida por sus videos en TikTok en los que canta y baila, y a veces da consejos a otros egipcios de su edad sobre diferentes asuntos, como sus estudios.

Por otro lado, Eladhm muestra a sus seguidores en las redes sociales su estilo personal, como su pelo de colores pastel, su coche o su hogar, además de comentar sobre cuestiones de actualidad.

Recientemente muchas otras jóvenes han sido detenidas en Egipto por un uso considerado inapropiado de las redes sociales, en concreto TikTok, por lucrarse con ello y por «instar al libertinaje», entre otras acusaciones, en una política del Gobierno muy criticada por las organizaciones de defensa de los derechos humanos.

(EFE)

Imagen

Imagen

Comentarios Facebook