El expresidente de la Federación Colombiana de Trabajadores de la Educación (Fecode), Nelson Alarcón, abandonó Colombia este lunes tras recibir la semana pasada miles de amenazas de muerte contra él y su familia.

En declaraciones ofrecidas a una emisora de radio colombiana, Alarcón precisó que a lo largo de ocho días recibió cerca de 1.200 intimidaciones a través de mensajes de texto y de las redes sociales.  

Agregó que los remitentes han llegado a decirle que lo van a asesinar a pesar de que cuenta con un esquema de seguridad.

Además, lo responsabilizan del repunte de contagios y muertes por covid-19 que se han registrado en el país en el marco de las jornadas de movilización por el Paro Nacional.

Alarcón, quien es uno de los portavoces del Comité Nacional del Paro (CNP), informó que comunicó a las autoridades colombianas su decisión de salir del país y, con posterioridad, poder regresar.

En un mensaje difundido a través de la red social Twitter, Fecode confirmó la salida del país del dirigente sindical, mientras que dirigentes de otros gremios se solidarizaron con Alarcón.

Las amenazas a Alarcón se arreciaron la semana pasada, tras difundirse un video con declaraciones suyas sobre la protesta social, las elecciones del próximo año y la posibilidad de derrotar al Centro Democrático, partido de Duque, y el expresidente Álvaro Uribe.

El dirigente sindical dijo: “Aquí tenemos que robustecer el movimiento, esto es para largo aliento. Esto es para llegar con miras al 2022 y seguir mucho más allá, para derrotar al Centro Democrático, para derrotar a la ultraderecha y llegar al poder en el 2022”, dijo.

Duque catalogó de vergonzosas estas declaraciones, gesto que habría incrementado las amenazas contra Alarcón, quien publicó en Twitter que responsabiliza al mandatario colombiano de cualquier incidente que pueda ocurrirle.

“Hago responsable al presidente, Iván Duque, de cualquier situación que pudiera llegar a pasarme, después de sus declaraciones, arrecian las amenazas en contra de mi vida. Defender la democracia y el Estado social de derecho son mi delito», escribió.

En aquel momento, el presidente encargado de Fecode, Christian Rey, aclaró que las declaraciones de Alarcón fueron personales y se vertieron en un marco informal. Además, reclamó al Gobierno que no las utilice para continuar criminalizando a Fecode y a los maestros.  

(teleSUR)
 

 
Comentarios Facebook