El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, permitirá a los estados desviar fondos del paquete de rescate de la pandemia a medidas para reducir el número de armas que circulan de manera ilegal en el país, así como a ayudar a las comunidades más golpeadas por la violencia. 

El gobernante hará ese anuncio este miércoles durante un discurso en la Casa Blanca sobre su estrategia para reducir la criminalidad, incluida la necesidad de un mayor control de armas, adelantaron dos altos funcionarios que hablaron bajo condición de anonimato en una conferencia de prensa telefónica. 

El plan de Biden consta de cinco puntos y tiene el objetivo de reducir el número de homicidios en las principales ciudades, que el año pasado coincidiendo con la pandemia aumentaron un 33%. 

Para ello, el mandatario permitirá a los estados desviar parte de la partida de 350.000 millones destinada a Gobiernos locales y estatales que forma parte del plan de rescate de 1,9 billones de dólares que el Congreso aprobó en marzo de este año para paliar los efectos de la pandemia. 

En concreto, los estados podrán usar ese dinero para contratar policías, invertir en nuevos tipos de entrenamiento policial y adquirir tecnología que permita a los agentes responder de manera más rápida a incidentes con armas de fuego. 

(EFE) 
 

 
 

 
 

Comentarios Facebook