El sindicato de trabajadores de Monómeros Colombo-Venezolanos (Sintramonómeros) denunció que la «gerencia general» designada por Juan Guaidó, suscribió un «acuerdo de colaboración empresarial», que menoscaba los intereses de la compañía y violenta las disposiciones legales vigentes.

En un comunicado, Sintramonómeros asegura que tras una indagación sobre «el alcance» del referido acuerdo, se concluyó que «el marco normativo (…) es tan general que da cabida a cualquier interpretación» y establece, entre otros puntos cuestionables, que Monómeros recibirá el 40% de las utilidades de las operaciones conjuntas, mientras que la «empresa colaboradora» se hará con el 60%.

De acuerdo con una pesquisa publicada por el portal de periodismo de datos abiertos La Tabla, la compañía en cuestión es Lionstreet Ventures, S.A., una firma constituida en Panamá.

En ese orden, el sindicato refiere que aunque en el acuerdo se alude a una empresa «con vasta experiencia», esta se conformó apenas en 2018 y carece de registro de operación ante el ministerio de Comercio e Industria panameño, lo que es un claro indicio de que «no ha realizado ninguna actividad desde su creación y, hasta la fecha, no ha mostrado estado financiero alguno que respalde la solidez requerida para suscribir y ejecutar el ‘acuerdo de colaboración empresarial’ con Monómeros Colombo-Venezolanos».

Pese a esto, denuncian que el pseudogerente general, Guillermo Enrique Rodríguez Laprea –designado por Guaidó el 26 de enero de 2021– y los otros pseudofuncionarios que conforman la «junta directiva», establecieron que el acuerdo tendría una duración de 15 años, lo que «excede de manera extrema lo establecido en las cláusulas de la empresa» y aunque esto fue objetado por la abogada Ángela Sierra Bustillos, quien encabeza la Gerencia de Consultoría Jurídica de Monómeros y propuso una duración máxima de tres años, el grupo ha seguido adelante.

«Orbitando en todo este entramado, el gerente general de Monómeros viene realizando acciones tendiente a facilitar la materialización del ‘acuerdo de colaboración’, algunas de las cuales son muestra clara de abuso de poder y de falta de compromiso genuino con la empresa», se detalla en el documento.

Sutramonómeros señala a Rodríguez Laprea de inflar la nómina de la compañía de agrofertilizantes a través de la contratación de asesores cuyas actividades tildan de «innecesarias» y de incrementar inexplicablemente el salario «de algunos trabajadores».

La Tabla recuerda que el pseudofuncionario reemplazó a Gustavo Sol López y antes se le relacionó con una inmobiliaria emplazada en el estado Anzoátegui. Además, como también se indica en la denuncia sindical, se le vincula con Insumos del Pacífico 195 S.A.S, una empresa dedicada a distribuir material médico con la que antes Monómeros pretendió suscribir un acuerdo semejante al que avanzó con la firma panameña.

Fuentes no especificadas dijeron al portal venezolano que Rodríguez Laprea «es un desconocido en el negocio colombiano de fertilizantes».

Este medio destaca, asimismo, que desde que los gobiernos de Colombia y Estados Unidos permitieran que Juan Guaidó tomara el control de Monómeros, en mayo de 2019, la empresa ha entrado en barrena tanto en términos de ganancias como de funcionamiento, una tendencia que la alta rotación de pseudo gerentes generales –cinco, en poco más de tres años– no ha logrado revertir.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook