En la actualidad, son cada vez más los usuarios que utilizan sus teléfonos celulares para navegar por Internet. Estos usuarios instalan, además, aplicaciones que les permiten realizar todo tipo de tareas en el smartphone. Si bien Android ofrece un entorno seguro para limitar las posibilidades de que un teléfono se infecte a causa de programas maliciosos, nunca está de más contar con una protección adicional. ¿Es necesario instalar un antivirus en un teléfono Android?

Uso de Internet en el teléfono

Al navegar por Internet, resulta más sencillo proteger al teléfono de las amenazas de programas maliciosos y otros atacantes. Al ingresar a un casino o una plataforma digital de aprendizaje, es imprescindible corroborar que la conexión del sitio sea segura; esto puede verificarse fácilmente confirmando que la dirección comienza por «https://». Sin embargo, si por error ingresamos a un sitio que no está verificado, los riesgos que se corren en el teléfono no son los mismos que en el ordenador. En el ordenador es más probable que un programa malicioso se instale sin el consentimiento del cibernauta. En cambio, el teléfono Android requiere sí o sí la confirmación del usuario antes de instalar cualquier programa. Además, exige la instalación manual de cualquier archivo que se descargue por error.

Instalación de aplicaciones

El principal problema de la infección de virus en los teléfonos Android se encuentra en la descarga e instalación de aplicaciones. Muchas veces, los atacantes utilizan las aplicaciones gratuitas para incluir códigos maliciosos que afecten al teléfono cuando se instala la app. Por otro lado, existen programas maliciosos en Google Play a pesar de los esfuerzos de la compañía por erradicarlos a todos. La buena noticia es que ni bien se descubre que una aplicación es malware, Google toma las medidas necesarias para eliminarla de su entorno.

Entonces, ¿es necesario el antivirus?

Instalar un antivirus en un teléfono Android no está de más. En ocasiones, el usuario descarga aplicaciones y le otorga permisos innecesarios que podrían convertirse en un foco de infección. Por ejemplo, si un usuario descarga una aplicación que funcione como calculadora, pero la aplicación pide permisos para acceder a la carpeta de imágenes; en el caso de que el usuario otorgue ese permiso sin darse cuenta, el antivirus podría ser un buen recurso para detectar un comportamiento malicioso antes de que se convierta en un problema mayor. El uso de un antivirus y tu propio sentido común te ayudarán a mantener protegido tu teléfono cuando realices descargas e instales nuevas aplicaciones.

Por lo general, Android ofrece un entorno seguro para navegar por Internet. Sin embargo, la descarga e instalación de aplicaciones puede ocasionar problemas. Si un usuario instala una aplicación que pide permisos innecesarios, corre el riesgo de que su teléfono se infecte. Un antivirus podría ser útil para detectar la presencia de programas maliciosos en el teléfono. Estas aplicaciones y el sentido común al instalar apps mantendrán al teléfono completamente protegido.

(Nota de prensa)

Comentarios Facebook