El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, le pidió a una niña quitarse la mascarilla durante un acto público en uno de los países más afectados por la pandemia. 

En momentos en que la pandemia del nuevo coronavirus, causante de la COVID-19, ha dejado más de medio millón de muertos en Brasil, el presidente ultraderechista animó el jueves a una niña de 10 años a que se despojara de la mascarilla durante un acto oficial. 

Nada más al comenzar a hablar la niña, Bolsonaro le pide que se retire la mascarilla antes de continuar con su discurso. La pequeña obedece y el presidente hace un gesto de aprobación levantando su pulgar hacia arriba. 

Durante la misma jornada, el mandatario brasileño le bajó la mascarilla a un niño pequeño al saludar a sus partidarios. 

Bolsonaro, quien siempre ha desestimado la letalidad de la COVID-19, sigue sin usar el cubrebocas en eventos públicos, alegando que infectarse con el virus es más “efectivo” que vacunarse. 

(HispanTV) 

Comentarios Facebook