La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) anunció que ha añadido advertencias a la documentación de apoyo de las vacunas de Pfizer/BioNTech y Moderna sobre posibles efectos secundarios cardíacos poco frecuentes. 

«FDA anuncia cambios de las hojas informativas para pacientes y proveedores de las vacunas Moderna y Pfizer-BioNTech COVID-19 en relación con los riesgos sugeridos de miocarditis (inflamación del músculo cardíaco) y pericarditis (inflamación del tejido que rodea al corazón) tras la vacunación», indica el comunicado en el sitio web del organismo regulador. 

Por lo tanto, se aconseja a los pacientes que busquen atención médica inmediata si sienten dolor en el pecho, dificultad para respirar o experimentan palpitaciones o latidos fuertes del corazón. 

La FDA especificó que se han notificado unos 1.200 casos de miocarditis y pericarditis en los 300 millones de dosis de vacunas de Pfizer y Moderna administradas en Estados Unidos. Otras 300 personas menores de 30 años concurrieron a hospitales, pero casi todas fueron dadas de alta tras ser examinadas. 

Las vacunas de Moderna y Pfizer son dos de las tres vacunas aprobadas en Estados Unidos. La otra es la estadounidense de Johnson & Johnson. 

Anteriormente se había informado que la Organización Mundial de la Salud (OMS) examinaría si existe una relación entre los casos de miocarditis y la vacunación contra el coronavirus con Pfizer/BioNTech. Según la asesora del director general del ente, Mariangela Simao, la información sobre estos casos procede de Estados Unidos e Israel. 

«Estamos haciendo un seguimiento con la ayuda del Grupo de Asesoramiento Estratégico sobre Seguridad de las Vacunas. Seguimos investigando si la miocarditis es una consecuencia de la vacunación o no tiene ninguna relación», sostuvo en su momento. 

(Sputnik) 

Comentarios Facebook