Para enfrentar al calor del verano los especialistas recomiendan beber más líquidos. Sin embargo, la cerveza puede ser dañina para la salud. Una doctora en ciencias médicas y endocrinóloga explicó a Sputnik por qué puede ser peligroso saciar la sed con una cerveza.
 
En teoría, la cerveza es una bebida fría que resulta muy agradable cuando hace calor. Pero tiene un peligro oculto.
 
El problema es que se trata de una bebida concentrada que elimina el líquido de las células y aumenta su cantidad en el espacio intracelular, provocando así un particular tipo de deshidratación, explica Zujra Pávlova, endocrinóloga del hospital de la Universidad Estatal M.V. Lomonósov de Moscú.
 
Es decir, reparte agua en diferentes sectores, lo que causa una alteración y un empeoramiento en los procesos metabólicos y tiene efectos negativos sobre la salud humana.
 
Además, la cerveza es una bebida que contiene muchas calorías, recordó la especialista. Y si bebes mucha cerveza cuando hace calor para saciar la sed, puedes ganar peso, incluso en exceso.
 
«Con la cerveza, puedes saciar no solo la sed, sino también el hambre. Pero desaparece rápidamente del estómago, por lo tanto el sentimiento de saciedad no dura mucho, y luego será necesario comer algo más y se acumularán muchas calorías. O sea, la cerveza amenaza con el sobrepeso«, concluyó Pávlova.
Comentarios Facebook