En conversación con el periodista Vladimir Villegas, José Brito, parlamentario de oposición, líder de la agrupación Primero Venezuela, insistió en que Venezuela debe avanzar no solamente hacia un proceso de repolitización, sino hacia uno de reinstitucionalización. 

Al ser inquirido por Villegas acerca de la revolución judicial anunciada por el Ejecutivo, Brito opinó que es necesario que se convoque «a los mejores» para que pueda producirse una verdadera revolución y, en ese orden, sugirió que se reinstitucionalizara la figura de los jueces a través de concursos de credenciales. 

«La gran mayoría de los jueces en Venezuela tiene carácter provisorio. Si tú tienes carácter provisional, esa es una acción político-partidista y la justicia no puede tener ser político-partidista», aseguró al respecto. 

A su parecer, esta estrategia permitiría superar los vicios presentes en el sistema de administración de justicia del país, hoy signado por retrardos procesales. Abogó, asimismo, por el respeto al debido proceso, particularmente en lo tocante a la presunción de inocencia y al derecho a la defensa. «Tenemos que avanzar hacia una Venezuela de más justicia y de menos partidización de la justicia», enfatizó. 

Con relación a las estrategias que adelanta la oposición para participar en los venideros comicios regionales y municipales, destacó que impera «buscar puntos de encuentro, más que de unidad», porque, desde su punto de vista, debería «haber una especie de sumatoria de las voluntades» o de lo contrario, la coalición gubernamental podría imponerse sin problemas en la mayor parte de las gobernaciones, alcaldías, concejos municipales y concejos legislativos. 

Por otra parte, al referirse al trabajo de la Comisión Especial de Investigación contra Daños a la República por parte del anterior Parlamento en el periodo 2016-2021, puntualizó que si bien se había presentado ante la plenaria de la Asamblea Nacional un informe preliminar antes del cumplimiento del plazo fijado, la aparición de nuevos casos y denuncias obligaron a sus miembros a solicitar una extensión, que les fue concedida, y avanzan en la redacción del informe final, que será presentado en fecha próxima.  

A este respecto, anunció que el informe contendrá recomendaciones acerca de las responsabilidades políticas y será la cámara la que dictaminará si proceden o no, al tiempo que serán las instancias judiciales las encargadas de establecer las responsabilidades administrativas o penales a las que hubiere lugar.

«La conclusión de ese informe es que nunca más las diferencias políticas lleven a Venezuela a un despeñadero y a desmembrar al Estado venezolano», sostuvo, pues cuando se divulgue el contenido del documento, «el país conocerá el profundo daño que eso ocasionó a la nación venezolana y que allí está enmarcado el tema de lo que se califica como medidas coercitivas, las mal llamadas sanciones (…), que realmente produjeron una debacle económica y que magnificaron y potenciaron una crisis preexistente», subrayó. 

En otro orden, calificó el apresamiento del diplomático venezolano Álex Saab como parte de «una estrategia perversa de unos grupos y sectores que buscaron ir contra un programa de alimentación», que con todos los cuestionamientos a los que podría someterse, eligió al también empresario como «chivo expiatorio». 

Así, cuestionó que si hay corrupción en la compra y distribución de alimentos que se distribuyen en las bolsas y cajas que reparten los Comité Locales de Abastecimiento y Producción (CLAP), por qué no se enjuiciaba a Lorenzo Mendoza, dueño del grupo Polar y acaso el mayor proveedor del programa. 

Por ello, aseguró que la avanzada contra Saab «es una vulgar hipocresía», que tiene un carácter meramente político y es un efecto de la judicialización de la política. 

Para finalizar, Brito se refirió a la futura convocatoria a un referéndum revocatorio en contra del presidente Nicolás Maduro que intentan avanzar algunos dirigentes de la oposición. 

En su criterio, se trata de una táctica que distrae del verdadero objetivo de la oposición, la recomposición de sus fuerzas, que podría tener en el venidero proceso megaeleccionario su detonante, de cara a las elecciones presidenciales de 2024, justa en el que se «va a producir el verdadero cambio en Venezuela».

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook