El mundo se encuentra en una tensión geoestratégica como pocas en los últimos años. El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, juega a la Guerra Fría y la Unión Europea, a través de la OTAN, se une a esa postura. Se dedican a provocar a Rusia y a China, que son potencias en lo económico y financiero, pero también en lo militar. Hasta ahora habían intentado someterlas mediante la política de los bloqueos y las sanciones, pero están pasando a otro plano del conflicto. Lo que no logran hacer contra esos dos países en los campos sanitario y comercial, quieren alcanzarlo con provocaciones bélicas que podrían detonar un conflicto a gran escala. 

En su programa Desde Donde Sea, el filósofo y comunicador venezolano Miguel Ángel Pérez Pirela ofreció un panorama actual de la nueva tensión Este-Oeste, al estilo de los años de la Guerra Fría, que EEUU parece empeñado en atizar. 

“Si queremos resumir lo que está pasando, lo haríamos muy bien a través de esta caricatura de LaIguana.TV, pues la provocación se ha convertido en moneda de cambio ante la debacle que sufre EEUU”.  

En la caricatura de Iván Lira, publicada en la sección Iguanazo, se observa a Occidente puyando con un palo, en el que se lee “OTAN”, a un oso (símbolo de Rusia). 

El más reciente de estos actos de desafío es reflejado también en un titular del portal: “Una provocación: Putin reveló que EEUU participó en incidente con el destructor británico”. 

En el texto se ofrecen los detalles: 

El presidente ruso Vladímir Putin dijo que «el paso del destructor británico por Crimea fue una provocación de Reino Unido y EEUU».

En el marco del evento televisivo Línea directa, Putin hizo declaraciones sobre el paso cerca de Crimea de un destructor británico que el 23 de junio se adentró en las aguas territoriales de Rusia. 

Según el mandatario, la acción fue «una provocación» llevada a cabo no solo por las fuerzas británicas, sino también por EEUU, que antes de la maniobra del buque envió a la zona un avión de reconocimiento. 

“Los EEUU y la UE están tentando una guerra mundial”, comentó Pérez Pirela y prosiguió con las declaraciones de Putin, quien afirmó que avión espía de EEUU implicado en el incidente tiene el número de serie 63/9792. 

Sostuvo que en la mañana el pasado día 23, a las 07.30 hora local, desde una de las bases aéreas de la OTAN en Grecia, en Creta, despegó un avión estadounidense de reconocimiento estratégico, algo de lo que fue informado el mandatario. “Lo vimos y lo observamos bien”, dijo Putin quien agregó que el destructor británico se acercó a Crimea con “fines militares” y el objetivo de calibrar la actuación de las Fuerzas Armadas rusas ante su “provocación”. 

Aseguró que occidente se aproximó a las fronteras rusas en respuesta a la finalización de las maniobras militares de la nación euroasiática cerca de las fronteras de Ucrania. “Montaron un gran escándalo por el hecho de que estábamos realizando ejercicios en nuestro territorio (ruso) cerca de las fronteras ucranianas. Di instrucciones al Ministerio de Defensa para que los terminara tranquilamente y retirara las tropas, si alguien estaba tan preocupado. Lo hicimos. Pero en lugar de responder positivamente y decir: ‘de acuerdo, entendemos su reacción a nuestra indignación’, ¿qué hicieron? se han acercado a nuestras fronteras”, subrayó. 

El presentador rememoró que en ediciones anteriores del programa ya se ha planteado el grave riesgo de una confrontación entre potencias nucleares. “Lo venimos advirtiendo desde antes de este incidente. Rusia está molesta porque la OTAN está cerrando su cerco cada vez más próximo a las fronteras rusas. Ucrania se ha convertido en una provocadora de oficio contra Rusia. Su papel se parece mucho al de Colombia, que por órdenes de EEUU se ha convertido en provocador de oficio respecto a Venezuela. Las invasiones, los magnicidios, los golpes de Estado salen desde Colombia”. 

Para reforzar lo dicho por Putin, presentó un video del canal ruso RT con la explicación del mandatario sobre el incidente, en el que dice que es absolutamente obvio que se trató de una provocación. 

Ante una pregunta que le formularon, Putin descartó que el incidente pudiera haber generado una guerra nuclear. “No, no lo creo. Incluso si hubiéramos hundido el barco, es poco probable que estuviéramos al borde de la Tercera Guerra Mundial. Quienes hacen esto comprenden que no pueden salir victoriosos de esta guerra”.  

Pérez Pirela resaltó estas palabas. “Dice Putin claramente que quienes nos provocan no pueden salir victoriosos. No soy yo, sino Putin quien habla de una Tercer Guerra Mundial. Se pregunta si esos señores quieren provocarla. Insisto en la preocupación que tenemos al hacer este programa. Y preguntó a los participantes si está el mundo al borde de otra Guerra Mundial ¿Será que la OTAN la está buscando para detener el indetenible desarrollo de las nuevas potencias mundiales, como China y Rusia?”.

Insistió en que el presidente Putin contestó claramente sobre este punto: no, no estamos cerca de una Tercera Guerra Mundial. Y es que EEUU y el Reino Unido saben que no ganarían esa guerra. En este sentido, el mandatario ruso aseguró que, salvando la fatalidad del caso, aún si Rusia hubiese hundido el destructor británico, no se habría llevado a cabo ninguna guerra porque la fuerza militar de Rusia sobrepasa a las de sus provocadores. 

En última instancia, analizó Putin, de llevarse a cabo una guerra “nosotros sabríamos por qué luchamos, estamos en nuestro territorio, luchamos por los nuestros y por nuestro futuro”. 

“Escuchen el tono de esta respuesta -planteó el moderador de Desde Donde Sea-. Es revelador del clima geopolítico del mundo hoy”. 

Puso al aire el programa Entre líneas, de Nailé Manjarrés, titulado “¿Por qué le tienen tanto miedo a Rusia? EEUU vs. Rusia: de la Guerra Fría al villano de los grandes media”. 

El análisis comienza con la aprobación en 2020 de una reforma constitucional que permitiría a Putin “perpetuarse en el poder”, según lo que se encargaron de posicionar los grandes medios occidentales. Así se igualaría a su aliado militar, China, y a la reciente presidencia vitalicia de Xi Jinping, lo que causó la dimisión de su primer ministro, Dimitri Mendedev y todo su gabinete. También sirvió de catalizador para reactivar la guerra mediática desde occidente que catalogan a China y Rusia como regímenes ilegítimos desde el punto de vista democrático. Se usa como parámetro un principio de alternancia que, al menos en EEUU puede considerarse un espejismo. 

Señala la conductora de Entre líneas que EEUU no encuentra la manera de minimizar a Rusia ni siquiera con sanciones a las empresas que participen la construcción del gasoducto Nord Stream 2, que surtirá de gas a media Unión Europea a través de Alemania que, al ratificar el proyecto, le hizo un gran desaire a EEUU. La obra, a punto de culminar, disminuirá las exportaciones estadounidenses de hidrocarburos a Europa, lo que abrirá otro frente de guerra comercial. En el campo militar, Ucrania, la UE y EEUU no perdonan la anexión rusa de Crimea y Sebastopol desde 2016, pero Rusia no ha retrocedido ni un paso: mantuvo su intervención en el conflicto de Siria; protagonizó la conclusión de la guerra entre Armenia y Azerbaiyán por la defensa de la República de Artsaj en la región de Nagorno-Karabaj; movilizó fuerzas militares en compensación al total apoyo militar turco a Azerbaiyán y sentó las bases para la mediación orientada al cese del conflicto. “Sin hacer tanto ruido, Rusia avanzó tanto o más que su vacuna y esto no pudo ser obviado por EEUU –dijo Manjarrés-. Cuando vemos el tablero no podemos decir que es una batalla entre iguales, pero en términos de libre mercado, al igual que con China, la administración Trump, con aprobación del Congreso, demostró ser pésimo perdedor en su propio juego”. 

Pérez Pirela expresó que Manjarrés presentó de forma magistral todos los elementos que están detrás de esta avanzada de EEUU contra Rusia, la que tanto Ángela Merkel (Alemania) como Emmanuel Macron (Francia) están tratando de suavizar diciendo que hay que tender puentes con Rusia, entre otras razones porque en el medio está el gasoducto, tan importante para estos países. 

¿Cómo fue el incidente con el destructor británico?

Explicó detalladamente cómo fue la última provocación de la OTAN a Rusia, en la que hubo disparos de advertencia, pero, al fin y al cabo, disparos reales. 

Un buque y un caza Sukhoi Su-24m rusos realizaron un disparo de advertencia ante un destructor británico tras acusarlo de violar la frontera rusa en el Mar Negro, comunicó el Ministerio de Defensa de Rusia. 

Según el organismo castrense, el 23 de junio a las 11.52 hora local (8.52 hora GMT) el destructor Defender de la armada británica cruzó la frontera estatal de la Federación de Rusia y avanzó tres kilómetros en las aguas territoriales en la zona de la península rusa de Crimea. 

La nota precisa que al destructor le habían advertido sobre el uso de armas en caso de violación de la frontera estatal de Rusia, pero “no reaccionó a la advertencia”. A las 12.23 el destructor británico abandonó las aguas territoriales de Rusia. 

“Según Reino Unido, las aguas en las que navegaba el buque no son de Rusia, sino de Ucrania. ¿Se dan cuenta por qué decimos que Ucrania es la Colombia de esa región?”, expuso Pérez Pirela y presentó un video de RT con una descripción de la violación cometida por el buque británico. 

Reacción de Rusia

El agregado militar de la embajada del Reino Unido en Moscú fue citado al Ministerio de Defensa ruso después del accidente, comunicó el referido despacho. 

“Tras el incidente con la violación de la frontera estatal de Rusia por un destructor de la fuerza naval británica, fue citado al Ministerio de Defensa ruso el agregado militar de la embajada del Reino Unido en Moscú”, indicó la nota. 

Además, el Ministerio de Exteriores de Rusia anunció que convocaría a la embajadora de Reino Unido, Deborah Bronnert. “Nuestra Cancillería citará a la embajadora británica por este incidente”, dijo la portavoz del Ministerio de Exteriores ruso, María Zajárova, en una comparecencia ante la prensa. “Calificamos esto (el incidente) como una burda provocación británica que quebranta las normas internacionales y las leyes rusas”, enfatizó. 

Por su parte, el senador de Crimea Serguéi Tsékov, miembro del Comité de Asuntos Internacionales del Senado ruso, declaró a Sputnik que “la entrada del destructor británico Defender en las aguas territoriales de Rusia es una violación flagrante de las normas y estándares internacionales y podría provocar un conflicto grave con ese tipo de acciones imprudentes”. 

El senador subrayó que los barcos de la OTAN no tienen nada que hacer en el Mar Negro. “Defiendan su territorio, y manténganse fuera del Mar Negro”, puntualizó. 

El Ministerio de Defensa de Rusia exhortó el 23 de junio al Reino Unido a “llevar a cabo una minuciosa investigación de las acciones emprendidas por la tripulación del destructor Defender en las aguas del Mar Negro con el objetivo de evitar semejantes incidentes en el futuro”, indica la declaración del ente militar ruso. 

“Rusia, al solicitar esta averiguación, sigue los pasos diplomáticos, aunque sabe que este fue un ataque deliberado”, expresó Pérez Pirela. 

Continuó con la lectura de la nota el Ministerio de Defensa, que indica lo siguiente: “Las acciones peligrosas del destructor de la armada británica son calificadas por el Ministerio de Defensa ruso como una burda violación de la convención de las naciones unidas sobre el derecho del mar (1982)”. 

Rusia considera que los tripulantes del destructor británico no reaccionaron a las advertencias sobre el posible uso de armas. 

“El destructor fue avisado del posible uso de armas si seguía permaneciendo ilegalmente en las aguas territoriales de Rusia… pero su tripulación no reaccionó a las señales de advertencia y un guardacostas ruso tuvo que hacer disparos de advertencia. Además, un caza ruso Su-24m realizó un bombardeo de advertencia en la ruta del destructor”, refirió el Ministerio de Defensa ruso. 

“¿Ustedes se imaginan por un momento que la potencia militar rusa hubiese hundido este barco de la potencia militar británica, que hace parte de la OTAN? Traería consecuencias que escapan de vista”, enfatizó el presentador del programa. 

Reacción de Reino Unido

El destructor británico Defender no violó las normas internacionales al entrar en las aguas del Mar Negro, aseguró el Ministerio de Defensa del Reino Unido. 

“No hubo disparos de advertencia contra HMS Defender. El barco de la Marina Real está realizando un paso inocente por aguas territoriales de Ucrania de conformidad con el Derecho Internacional”, dice el comunicado publicado en la cuenta de twitter del ente. 

Según el titular de defensa británico, Ben Wallace, el destructor realizó un tránsito de rutina de la ciudad ucraniana de Odesa hacia Georgia por el Mar Negro y, como es normal para esa ruta, entró en un “corredor de separación del tráfico reconocido a nivel internacional”, el que abandonó a las 08.45 GMT. 

“Como es habitual, los barcos rusos siguieron su paso, (el destructor) fue informado de los ejercicios de entrenamiento en sus proximidades”, indicó. 

Para ilustrar mejor lo ocurrido, mostró un mapa del portal Francia 24 en el que se observan los territorios de Rusia, Ucrania y Crimea. 

Explicó que Crimea se escindió de Ucrania y se reincorporó a Rusia tras celebrar en marzo de 2014 un referendo en el que la mayoría aplastante de los votantes —más del 96%— avaló esa opción. 

Ucrania y los países occidentales, incluido el Reino Unido, no reconocen la legitimidad de ese referendo, mientras Moscú niega haber interferido en los asuntos de Ucrania e insiste en que los habitantes de Crimea votaron democráticamente y en plena conformidad con el derecho internacional y la carta de la ONU. 

Incidentes anteriores

“¿Este tipo de incidentes son algo nuevo o inédito?”, se preguntó Pérez Pirela y de inmediato respondió que no lo son. Para comprobarlo, consignó una serie de antecedentes en varios lugares del planeta. 

Un titular de LaIguana.TV, en noviembre de 2020 informa sobre uno de estos antecedentes: “Violó su frontera: Rusia expulsó al destructor gringo John McCain de sus aguas territoriales”, dice. 

El texto indica que Rusia expulsó el 20 de noviembre de sus aguas territoriales en el océano Pacífico al destructor estadounidense USS John S. McCain, informó el Ministerio de Defensa. 

Según los militares rusos, el buque estadounidense se adentró dos kilómetros en las aguas de Rusia. 

Para avisar al John McCain de la necesidad de abandonar las aguas territoriales de Rusia fue enviado el gran buque antisubmarino Almirante Vinogradov, que le hizo ver la “posibilidad de ser embestido” si no abandonaba las aguas rusas. 

Acto seguido, el destructor John McCain se dirigió a las aguas neutrales de la región, de acuerdo con defensa, que agrega que no hubo más intentos de adentrarse en territorio ruso por parte del buque estadounidense. 

Presentó video de la expulsión del buque 

“Las provocaciones no son solo contra Rusia. También las ha habido contra China”, puntualizó y mostró otro titular de LaIguana.TV, de octubre de 2020, cuando el mismo barco estadounidense asedió aguas de China: “China denuncia que destructor John McCain de EE.UU. entró en aguas de islas Paracelso sin su permiso”. 

El texto explica que un portavoz militar chino anunció el 9 de octubre que el destructor estadounidense USS John S. Mccain entró en aguas alrededor de las disputadas islas Paracelso, localizadas en el mar de China meridional, sin que Pekín diera el permiso para ello. 

“Exigimos que EE.UU. detenga de inmediato tales acciones provocativas, controle y restrinja estrictamente las operaciones militares en el mar y el aire”, cita Reuters la publicación del portavoz en una cuenta oficial de Wechat. 

Ofreció algunos datos sobre la región del incidente: 

Las islas Paracelso se encuentran a 230 kilómetros al sur de la parte continental de China, que controla el archipiélago desde 1974. Sin embargo, Vietnam, Filipinas, Brunéi y Malasia también reclaman sus derechos sobre el territorio, que podría albergar valiosos depósitos de petróleo y gas 

-Pekín construye islas artificiales y despliega infraestructura militar en los archipiélagos Spratly y Paracelso para consolidar su dominio en la zona, pese a las protestas de EEUU, que temen su creciente influencia en la región. 

-El 3 de julio del año pasado, China reiteró que las islas Paracelso son “territorio chino indiscutible”, al tiempo que sugirió que la actividad de Washington es “la razón fundamental que afecta a la estabilidad” en el mar de la China meridional. 

Las provocaciones en Venezuela

Destacó Pérez Pirela que no todas las acciones hostiles ocurren en latitudes lejanas. Venezuela también ha sido víctima de ellas. En octubre 2020, un destructor estadounidense dorado de misiles navegó frente a las costas venezolanas, tal como lo reseñó entonces LaIguana.TV: “Alerta: destructor gringo con misiles guiados de largo alcance navegó frente a costas venezolanas”. 

El texto de la noticia fue el siguiente: 

El destructor de misiles guiados USS William p. Lawrence y otros barcos de la Armada de EEUU navegaron en el mar Caribe en una supuesta y fachada operación militar, cuando en realidad busca intimidar a Venezuela con un intento de invasión. 

“La marina de los EEUU impugnó previamente los reclamos excesivos de Venezuela el 15 de julio, cuando el USS Pinckney afirmó de manera legal y pacífica derechos y libertades de navegación marítima en aguas internacionales, fuera del mar territorial venezolano”, citó el Comando Sur según medios nacionales. 

“Ellos nunca hacen nada. Siempre dicen que andan en operaciones pacíficas. Lo que quieren es estudiar la reacción, provocar conflictos y después lavarse las manos”, comentó el moderador. 

La Armada venezolana, en ese momento, hizo contacto con la embarcación, desde la cual respondieron que realizaban “operaciones de patrullaje contra el narcotráfico”. 

La Cancillería calificó el acto como “deliberado de provocación, por demás errático e infantil, que pone de manifiesto el poco rigor profesional del Comando Sur de los EEUU”. 

La marina gringa, usando como excusa la lucha contra el narcotráfico, puso la mirada fija sobre el país, mientras que en aguas internacionales avanzaban buques iraníes que traían gasolina a las refinerías venezolanas. 

“Muchos de esos buques fueron robados por EEUU y la gasolina terminó siendo subastada, al mejor estilo de los tiempos de piratería”, recordó. 

En julio de 2020 otro buque estadounidense fue detectado asediando costas venezolanas. El titular fue entonces: “Alerta: ahora destructor de guerra gringo violó aguas venezolanas”. 

Este jueves 16 de julio el gobierno venezolano denunció ante la comunidad internacional el ingreso de un buque de guerra estadounidense a aguas venezolanas, como un hecho de provocación y agresión a la soberanía nacional. 

Así lo informó la Cancillería venezolana a través de un comunicado oficial. “Venezuela denuncia ante la comunidad nacional e internacional el ingreso furtivo en nuestra zona contigua, del buque de guerra estadounidense: USS Pinckney . Inexcusable acto de provocación que pretende menoscabar nuestra soberanía e integridad territorial”. 

Irán

Otra zona muy caliente en la que son frecuentes los incidentes con buques de EEUU es el golfo Pérsico. Sin ir lejos en el tiempo, en mayo pasado se produjeron disparos de advertencia entre buques iraníes y estadounidenses en el estrecho de Ormuz. 

El Pentágono anunció que un cutter de la Guardia Costera de EEUU efectuó 30 disparos de advertencia tras el acercamiento de 13 naves iraníes. 

Los cuerpos de la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán se pronunciaron sobre ese incidente en el estrecho de Ormuz, tachando de «provocación» los disparos de advertencia realizados por un barco de la Guardia Costera estadounidense ante el acercamiento de naves iraníes. 

Asimismo, Teherán respondió a las acusaciones de Washington culpando igualmente a los barcos estadounidenses de «comportamiento no profesional». Según los cuerpos de la Guardia Revolucionaria Islámica, desde las naves estadounidenses se efectuaron vuelos de helicópteros, lanzamientos de bengalas y disparos «provocadores y sin rumbo». 

En un comunicado recogido por los medios locales, los militares iraníes acusan al portavoz del Pentágono, John Kirby, de realizar declaraciones «falsas» sobre el incidente que no corresponden a la realidad y subrayaron que los buques de la Guardia Revolucionaria «mantuvieron una distancia legal en el marco de las instrucciones y reglamentos marítimos» cuando advirtieron a los barcos de EEUU sobre «su peligroso comportamiento». 

Según el Pentágono, 13 naves de Irán se acercaron a 137 metros de distancia a seis barcos estadounidenses que estaban escoltando al submarino de misiles guiados Georgia. Fue entonces cuando su cutter de la Guardia Costera efectuó 30 disparos desde una ametralladora de calibre 50 para que los buques iraníes se dieran la vuelta y se alejaran. Sin embargo, los iraníes afirman que durante el incidente había siete barcos de EEUU. 

«Son los estadounidenses quienes a través de su presencia ilegítima se han convertido en el centro de la inestabilidad», declararon los cuerpos de la Guardia Revolucionaria Islámica, que acusaron a EEUU de generar amenazas e inseguridad en el estrecho de Ormuz, el golfo Pérsico y el resto de la región. 

Proyectó un mapa del estrecho de Ormuz donde sucedió el incidente y ofreció datos que explican por qué interesa tanto a EEUU tomar posesión de esa zona. 

Reseñó que EEUU ya invadió Irak y Afganistán, países que rodean a Irán, pero la república islámica ha resistido a las sanciones y posiciones críticas en que los ha puesto EEUU y no han permitido incursiones militares extranjeras en sus espacios soberanos. 

Basados en esta resistencia, hay que considerar que EEUU ve el límite de su Armada en el golfo Pérsico. 

La fuerza naval estadounidense, que engloba tanto a la Marina como a la Guardia Costera, ocupa uno de los primeros lugares de las fuerzas marítimas del mundo, pero ya es sobrepasada en la actualidad por China y Rusia. 

A pesar de su poderío y fuerza, la geografía trabaja literalmente contra el poder naval de EEUU en el estrecho de Ormuz y el golfo Pérsico. La relativa estrechez del golfo Pérsico lo convierte casi en un canal, al menos respecto a un contexto estratégico y militar, advirtió, citando al medio mexicano ContraLínea. 

Hablando en sentido figurado, los portaviones y buques de guerra de EEUU se encontrarían confinados en aguas estrechas o encerrados dentro de las aguas costeras del golfo Pérsico. 

Ahí es donde las capacidades de los misiles avanzados del Ejército iraní entran en juego. El arsenal de torpedos y misiles iraníes harían un trabajo rápido con los activos navales estadounidenses en las aguas del golfo Pérsico donde quedarían aprisionados. 

Por esta razón es por la que EEUU ha estado muy ocupado en los últimos años creando un sistema de escudo antimisiles en el golfo Pérsico en los países del Consejo de Cooperación del Golfo. 

En el golfo Pérsico, incluso las pequeñas patrulleras iraníes, que parecen algo lamentable e insignificante frente a un portaviones o un destructor estadounidense, suponen una amenaza para los buques de guerra de EEUU Las apariencias pueden engañar; esas patrulleras pueden fácilmente lanzar una descarga de misiles que podrían dañar gravemente y hundir a grandes buques de guerra estadounidenses. Las pequeñas patrulleras son casi apenas detectables y es difícil acertarles. 

Las fuerzas iraníes podrían también atacar las capacidades navales estadounidenses lanzando sencillamente ataques de misiles desde territorio iraní en la costa norte del golfo Pérsico. 

En 2008, el Instituto Washington para la Política de Oriente Próximo reconoció la amenaza de las baterías móviles costeras de misiles de Irán, de los misiles antibuque y de los barcos pequeños dotados de misiles. 

Otros activos iraníes, como aviones teledirigidos, aerodeslizadores, minas, equipos de buzos y minisubmarinos podrían también utilizarse en una guerra naval asimétrica contra la flota de EEUU Incluso los propios simulacros de guerra del Pentágono han mostrado que una guerra con Irán en el golfo Pérsico podría suponer un desastre para EEUU y su Ejército. 

Tenemos un ejemplo clave en los juegos bélicos Millennium Challenge 2002 en el golfo Pérsico, que se estuvieron realizando desde el 24 de julio al 15 de agosto de 2002 y que necesitaron casi de dos años de preparativos. Esas gigantescas maniobras fueron uno de los mayores y más caros juegos de guerra jamás desplegados por el Pentágono. 

El Millennium Challenge 2002 se celebró poco después de que el Pentágono decidiera continuar el impulso de la guerra en Afganistán atacando Irak, Somalia, Sudán, Libia, Líbano, Siria, para rematarlo todo con el gran premio de Irán en una amplia campaña bélica que asegurara la primacía de EEUU en el nuevo milenio. 

Una vez terminado el Millennium Challenge 2002, el juego bélico se presentó “oficialmente” como un simulacro de guerra contra Irak bajo el gobierno del presidente de Sadam Husein, pero esos juegos bélicos se referían a Irán. 

EEUU estaba ya preparado en aquel momento para la inminente invasión angloestadounidense de Irak. Además, Irak no tenía potencial naval que mereciera la utilización a tan gran escala de la marina de EEUU. 

El Millenniun Challenge 2002 se llevó a cabo como un simulacro de guerra contra Irán, que recibió en clave el nombre de “Red”, refiriéndose a él como un desconocido estado enemigo canalla del Oriente Medio en el golfo Pérsico. Ningún otro país que no fuera Irán podía cumplir los perímetros y características de “Red” y sus fuerzas militares, desde los buques-patrulla a las unidades de motocicletas. 

El simulacro de guerra se produjo porque Washington planeaba, tras invadir Irak en 2003, atacar muy pronto a Irán. 

“Veinte años después sigue con la misma intención, pero le sigue faltando mucho”, comentó Pérez Pirela. 

El escenario del juego bélico de 2002 empezó denominando “Blue” a EEUU y dándole a Irán un ultimátum de un día para que se rindiera en el año 2007. La fecha del juego bélico de 2007 se correspondía cronológicamente con los planes estadounidenses de atacar Irán tras el ataque de Israel al Líbano en 2006, que se extendería, según los planes militares, a una guerra más amplia contra Siria. 

Sin embargo, la guerra contra el Líbano no salió según lo planeado y EEUU e Israel comprendieron que, si Hezbolá podía desafiarles en el Líbano, ampliar después la guerra a Siria e Irán podría conllevar un desastre. 

En el escenario bélico del Millennium Challenge 2002, Irán reaccionaría a la agresión estadounidense lanzando una descarga masiva de misiles que aplastaría a EEUU y destruiría dieciséis de sus buques: un portaviones, diez cruceros y cinco barcos anfibios. 

Se estimó que de haber sucedido así en el contexto de un escenario de guerra real, en el primer día del ataque podrían haber muerto 20 mil soldados estadounidenses. 

“Invadieron Irak y Afganistán, trataron de invadir Siria, pero perdieron la guerra. Hoy les falta valor y coraje para meterse en Irán”, resumió el presentador, quien felicitó a los equipos de Investigación y Producción por la alta calidad del programa logrado. 

Situación en el Líbano

En los primeros minutos del programa, el usuario Pedro Franco lanzó la advertencia de que el Líbano se encuentra al borde de un conflicto de orden público, con manifestaciones populares y tanque de guerra en las calles. 

Un rato más tarde, Pérez Pirela hizo un paréntesis en el tema central, para presentar un tuit sobre el Líbano de la cuenta Chalecos Amarillos Global. En el texto se indica que “Miles de personas salen a las calles de Trípoli, muchas de ellas armadas, en protesta por la situación económica y social del país. La inflación es de 120%. Hay tres horas de electricidad al día y la pobreza se ha duplicado”. En el video anexo al trino se observan las protestas y los tanques de guerra circulando por las calles.  

Al cierre ya estaba disponible la nota de La Iguana.TV, titulada: “Imágenes violentas: Así están las calles de Líbano tras incremento de los precios de la gasolina”. 

En el cuerpo de la noticia se informa que “protestas contra el encarecimiento de los combustibles en cerca de un 35% caracterizan la jornada de este martes en Líbano, tras la decisión del Gobierno de incrementarles los precios a estos rubros ante la imposibilidad de mantenerles los subsidios, según explicó el Ministerio de Energía. 

De acuerdo con medios de prensa, se registran bloqueos de carreteras y quema de neumáticos y otros objetos en las ciudades de Beirut y Nabatiye (sur), en Líbano. 

El Ejército desplegó efectivos para intentar limpiar las vías, mientras un grupo significativo de sucursales bancarias decidieron no abrir sus puertas este martes, por temor a acciones vandálicas. Este lunes, decenas de personas irrumpieron en el Banco Suizo libanés para intentar retirar sus depósitos. 

En los minutos finales, compartió con la audiencia acerca de los riesgos de que las provocaciones estadounidenses y europeas desencadenen un conflicto bélico a gran escala.  

Asimismo, invitó a compartir los programas con personas que aún no los han visto, para así hacer más amplia la comunidad de Desde Donde Sea. 

Invitó a todos a participar en el programa del jueves que contará con la actuación en vivo del maestro Manuel Barrios, compositor de jazz y saxofonista. 

(LaIguana.TV) 

Comentarios Facebook