Un informe elaborado por el Instituto de Estudios para el Desarrollo y la Paz (Indepaz) presentado por el filósofo y analista político Miguel Ángel Pérez Pirela en su programa Desde Donde Sea, da cuenta de la política de exterminio que avanza el gobierno de Colombia en contra de líderes campesinos e indígenas.

Así, refirió que según Indepaz, desde que se firmaron los Acuerdos de Paz en 2016, «1.112 líderes sociales han sido asesinados en el vecino país, al tiempo que destacó que el 32 % de esos homicidios se cometieron en el departamento del Valle del Cauca, 99 de los cuales ocurrieron en 2020.

Esa misma organización precisa que «de los 310 líderes sociales asesinados en Colombia en 2020, 276 son hombres y 34 son mujeres», donde los principales afectados han sido los líderes campesinos e indígenas, mencionó el experto.

Asimismo, aseguró que los datos de Indepaz indican que «de los 111 homicidios de líderes indígenas» computados en 2020, «60 se produjeron en el Valle del Cauca», región que nuevamente repunta las cifras de violencia.

Pérez Pirela también destacó que «en los datos presentados por el gobierno colombiano en 2020, hay una diferencia abismal sobre la realidad y sobre las cifras presentadas por las organizaciones civiles y las organizaciones de derechos humanos«.

La situación no es nueva. Una comparativa ofrecida por Indepaz con respecto a los asesinatos de líderes sociales cometidos durante las administraciones de Álvaro Uribe Vélez, Juan Manuel Santos e Iván Duque, muestra una tendencia creciente, pero, matizó el analista, esto «no quiere decir necesariamente que en el gobierno de Uribe hubo menos, sino que actualmente hay más facilidad tecnológica para la investigación».

Así las cosas, precisó que «el total de homicidios de los líderes sociales desde 2016, cuando se firmó el Acuerdo de Paz, ha ido (…) creciendo» y «en el 2020, se registraron 310 casos de asesinatos».

«Todo esto tiene repercusiones en el campo político. Los niveles de aprobación de Iván Duque, como resultado de mala gestión económica, represión, etcétera, alcanzan los mínimos históricos», añadió.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook