Memes.jpg

El jugador iraní Milad Mohammadi –como dice la sabiduría popular- quiso hacer una gracia y le salió una morisqueta, hecho que lo tiene como blanco de burlas en las redes sociales.

 

Todo sucedió en el encuentro que su país disputaba el miércoles contra España cuando, faltando poco para el final y ante la urgencia de empatar el encuentro, el jugador realizó un saque de banda con un movimiento peculiar que incluyó una voltereta que, para su desgracia, le salió fallida.

 

Todo esto ha servido para que la jauría 2.0 le caiga encima.

 

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook