De acuerdo con el reporte de la periodista Madeleine García, corresponsal de la cadena teleSUR destacada en República Dominicana para cubrir las incidencias relacionadas con el asesinato del presidente haitiano, Jovenal Moïse, los colombianos presuntamente implicados en el crimen habrían arribado a ese país en distintas fechas y en grupos pequeños.

El último, conformado por cuatro personas, ingresó a República Dominicana el pasado 4 de junio a través de Punta Cana, una zona turística de playas y por la ciudad capital, Santo Domingo, cuyo casco colonial es otro enclave que atrapa la atención de los visitantes, relató García.

«Lo curioso es que se tomaron fotos haciendo turismo dos días antes de partir a Haití», enfatizó.

Los mercenarios se tomaron fotografías con vista al río Osama, que atraviesa la capital dominicana. Como dato de verificación, la periodista apuntó que en esas fechas estaba en la zona un crucero que aparece en las imágenes de algunos de los presuntos asesinos del presidente Moïse. 

El palacio presidencial fue otro de los lugares elegidos para dejar constancia gráfica de su visita a la ciudad e incluso se especula que las fotografías en ese emplazamiento habrían funcionado como una especie de «señal» dirigida a otros involucrados.

En la investigación avanzada por las autoridades se determinó que el 6 de junio, los hombres se movilizaron desde distintos puntos de Santo Domingo hasta Carrizal, donde está uno de los pasos fronterizos hacia Haití.

La comunicadora destacó que aunque las autoridades de República Dominicana están colaborando con sus pares de Haití en la investigación, «han sido herméticas» y persisten las interrogantes sobre el caso.

Entre las preguntas cuya respuesta sigue en el aire, está la vía específica con la que los perpetradores colombianos arribaron a Dominicana, pues lo hicieron en zonas turísticas en las que operan múltiples empresas.

Destacó, asimismo, que las fronteras dominicanas permanecen cerradas, en contraste con las haitianas, pues el gobierno de ese país ya autorizó los vuelos internacionales y la economía.

Puerto Príncipe ha detenido a 28 personas por el magnicidio y, de estas, 26 son de nacionalidad colombiana. Según el ministro de Defensa de Colombia, Diego Molano, se trataría de exfuncionarios del Ejército de ese país.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook