Desde finales de la pasada semana, la tormenta tropical Elsa, convertida en el trayecto en huracán de categoría 1 y degradada nuevamente a tormenta tropical, ha causado estragos en el Caribe y en el Atlántico, incluso en la costa Este de los Estados Unidos, zona poco proclive a sufrir los embates de los huracanes.

Este 8 de junio, los pasajeros del metro de Nueva York, padecieron los efectos de las inundaciones dejadas por Elsa, pues tras una jornada de intensas lluvias, el agua alcanzó a algunas de las estaciones del sistema y colapsó las vías superficiales.

The Wall Street Journal compartió un video en Twitter en el que se ve a algunos pasajeros lidiando con las inundaciones dentro del subterrráneo neoyorquino.

En un intento por avanzar hacia el interior de la estación de la calle 157, uno de los usuarios optó por meter sus piernas dentro de una bolsa de plástico, pero finalmente hubo de desistir porque no podía caminar sin caerse.

Tanto en la estación ‘Gran Concourse’, que está sobre la calle 149, como en la que se encuentra entre la tercera avenida y la calle 138, un caudal de agua descendía por las escaleras y caía, cual cascada, situación semejante a la que se registró en la estación «Bryan Park’ de la calle 42, en la que el agua caía a cántaros sobre un andén en el que estaba estacionado un tren que, por razones obvias, no podía moverse.

Las autoridades se vieron obligadas a desplegar alertas de inundaciones repentinas en distintos puntos de la ciudad y en el vecino Maryland se emitió una alerta de tornado.

Elsa tocó Florida (sur) el miércoles y golpeó a los estados de Georgia, Carolina del Norte, Carolina del Sur y Nueva Jersey con aguaceros y fuertes ráfagas de viento.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook